Gràcia quiere cambiar el nombre de la calle de Secretari Coloma, pero la modificación no estará exenta de polémica. De hecho, el proceso incluye una trampa. Quizá es fruto de un error, pero, en cualquier caso, es mayúsculo. El Ayuntamiento consulta a los vecinos por el cambio de denominación, pero la pregunta que se les manda no tiene nada que ver con la que figura en las normas reguladoras de la consulta, publicadas en la web del Distrito de Gràcia.

El pleno del distrito del pasado marzo aprobó modificar la denominación. Y la propuesta que, posteriormente, la Comisión del Nomenclátor ha puesto sobre la mesa es la de recuperar el nombre de Pau Alsina, que fue el primer diputado de clase obrera del Congreso de Diputados. Esta fue la denominación que tuvo la vía, que une la Travessera de Gràcia con la Travessera de Dalt,  antes del franquismo. El nombre de Secretari Coloma hace referencia a Joan de Coloma, el introductor de la Inquisición en Catalunya.

El consistorio, encabezado por Ada Colau, ha impulsado una consulta vecinal para someter la propuesta a votación entre los residentes de la calle. Esta semana, los vecinos están recibiendo toda la información y la pregunta de la consulta, que reza así: Vol que el seu carrer torni a denominar-se Pau Alsina?, según se puede comprobar en las imágenes de Betevé. Este diario ha intentado hablar con el Ayuntamiento para obtener información sobre todo el proceso, sin éxito hasta ahora.

Papeleta de la consulta que se envía a los vecinos / BETEVÉ

Papeleta de la consulta que se envía a los vecinos de la calle del Secretari Coloma / BETEVÉ  

 

A parte de que se trata de una pregunta claramente intencionada, que no responde qué se hará en caso de la respuesta sea negativa, no coincide con la pregunta que figura en las normas reguladoras de la consulta popular sobre el cambio de nombre de la calle publicada en la web del Distrito de Gràcia, como ha comprobado Metrópoli Abierta.

El punto 3 de las normas, sobre el texto de la consulta, dice que en la papeleta de votación incluirá el siguiente texto: Quina denominació prefereixes pel teu carrer? Y se dará dos opciones de respuesta: Secretari Coloma o Pau Alsina. La polémica está servida.

2.200 EMPADRONADOS

El Ayuntamiento ha organizado una consulta entre las 2.200 personas empadronadas en este calle que tengan más de 16 años. Los residentes podrán votar hasta el 15 de diciembre, último día que los que quieran participar tienen para reenviar el voto al consistorio. La Ponencia del Nomenclátor de Barcelona será quien deba validar y aprobar, finalmente, el cambio de nombre.

El consejero del PP en Gràcia, Miguel Raposo, dice que ven bien que se consulte a los vecinos e incluso son favorables a los cambios de nombre, pero critica que todas las propuestas que se llevan a cabo en Gràcia tienen “un claro posicionamiento ideológico, siempre en una misma línea”, y no tienen en cuenta todas las molestias y gastos que estos cambios acarrean a los vecinos. 

PLACA

Alba Metge, consejera-portavoz de ERC, explica que la prioridad es sacar el nombre de Secretari Coloma del Noménclator. "Nosotros fuimos quienes llevamos el tema al plenario de marzo" . E insistieron al gobierno que la pregunta que debía formularse a la ciudadanía no podía incluir la opción actual. En el pleno, donde únicamente se votó cambiar el nombre (no poner el de Pau Alsina), la propuesta fue refrendada por todos los grupos con la excepción de PP y Ciutadans.

En todo este proceso, llama la atención que la asociación de vecinos del barrio del Camp d'en Grassot i Gràcia Nova no sabe nada de las intenciones de cambiar el nombre de la calle de Secretari Coloma, ni de que se hace una consulta. “Nadie nos ha informado de nada”, dice Josep Serra, presidente del colectivo vecinal.

El actual nombre de Secretari Coloma hace referencia a Joan de Coloma (1442-1515), secretario del Rey Joan II de Aragón. Su firma figura en las Capitulaciones de Santa Fe, que permitieron a Cristóbal Colón hacer su primer viaje a América, y en la orden de expulsión de los judíos de 1492. También fue quien introdujo la Inquisición en Catalunya.

Pau Alsina (1830-1897) fue un dirigente obrero y político. Se le considera el primer diputado de origen obrero que recaló en el Congreso de los Diputados. También fue senador por la circunscripción de Barcelona.