La avenida del Príncep d'Astúries, que parte los distritos de Gràcia y Sarrià-Sant Gervasi, desaparecerá del callejero de Barcelona el próximo 24 de marzo. Esa es la fecha escogida por el gobierno de Ada Colau para cambiar el nombre a la popular calle, pero la decisión está tomada desde hace tiempo. Como informó Metrópoli Abierta el pasado miércoles, los trámites administrativos han culminado y no se han presentado alegaciones. 

La vía, situada entre la plaza de Lesseps y la Via Augusta, tomará el nombre de Riera de Cassoles, la denominación que ya tuvo hasta 1929. En un comunicado, el Ayuntamiento recuerda que en el antiguo municipio de Sant Gervasi de Cassoles había dos rieras que cruzaban el término municipal. Una era la la riera de Sant Gervasi (lo que hoy en día es la calle de Balmes y parte de la Via Augusta) y la otra era la riera de Cassoles (que coincidía con el trazado actual de la avenida). El cambio de nombre se empezó a gestar a finales de 2015 y ha sido promovido por la plataforma Riera de Cassoles.

"DESBORBONIZAR" LAS CALLES

El cambio de nombre se llevará a cabo después de que la propuesta haya sido aprobada por los distritos de Sarrià-Sant Gervasi y Gràcia y ha recibido el visto bueno de la Ponencia del Nomenclátor que preside el teniente de alcaldía Gerardo Pisarello. Esta semana solo quedaba que Pisarello y Colau firmaran el expediente. Según el teniente de alcaldía, "Barcelona hace un paso más para eliminar la pisada franquista y desborbonizar el nomenclátor de la ciudad".

Desde las filas populares, Alberto Fernández ve las cosas de manera muy distinta a Pisarello y opina que "Colau persevera con su fobia a la Corona retirando el nombre del Príncipe de Astrurias del callejero de Barcelona. La decisión se suma a sus tesis independentistas para las que la bandera de España, nuestro país, el bilingüismo o la propia Casa Rela son anomalías a extinguir".

Los dos distritos trabajan en una fiesta popular que coincidirá con el fin de la reforma de la avenida que se está ejecutando desde hace meses. El 24 de marzo, además, se llevará a cabo el cambio de placas de la avenida, que lleva el nombre del Príncep d'Astúries sin cambiar desde después de la Guerra Civil.

ADIÓS A LA CALLE SECRETARI COLOMA

Éste no será el único cambio de nombre que se llevará a cabo este marzo en el distrito de Gràcia. El Ayuntamiento oficializará el 17 de marzo también la sustitución de la denominación de la calle de Secretari Coloma -oscura figura que introdujo la Inquisición en Catalunya- por la de Pau Alsina, que fue el nombre original de la calle hasta la llegada del franquismo. Pau Alsina (1830-1897) fue un dirigente obrero y político. Se le considera el primer diputado de origen obrero que recaló en el Congreso de los Diputados. También fue senador por la circunscripción de Barcelona.

La calle de Secretari Coloma también cambiará de nombre / JORDI SUBIRANA
La calle de Secretari Coloma también cambiará de nombre / JORDI SUBIRANA

Lo curioso del cambio de nombre de la calle del Secretari Coloma es que el distrito de Gràcia, que comanda el regidor Eloi Badia, promovió una consulta vecinal con trampa para cambiar la denominación de la vía. La pregunta que se planteó a los vecinos era claramente intencionada y no tenía nada que ver con la que figuraba en las normas reguladoras de la consulta, publicadas en la web del distrito de Gràcia. La pregunta que recibieron los vecinos era Vol que el seu carrer torni a denominar-se Pau Alsina?, mientras en las normas reguladoras se planteaba a los residentes elegir entre dos opciones. Concretamente, la pregunta era: Quina denominació prefereixes pel teu carrer? Y se daba dos opciones de respuesta: Secretari Coloma o Pau Alsina.