ARCHIVADO EN:

Empiezan los trabajos para sacar el amianto de la cubierta del viejo cine Urgel, en la calle del Comte d'Urgell, que lleva seis años cerrado. De hecho, este lunes se han iniciado los preparativos y en los próximos días arrancará la retirada de la uralita con las fibras de amianto, un material prohibido desde 2002. En los próximos meses, la sala se convertirá en un supermercado Bonpreu con un aparcamiento, y el interior de manzana se urbanizará como zona verde para usos ciudadanos.

La retirada del amianto ha generado preocupación en los vecinos de las viviendas del entorno, especialmente después de la crisis originada en el metro. En una reunión, en la que tomaron parte representantes de la empresa de desmiantado, Bonpreu y del Ayuntamiento, los residentes fueron informados cómo se llevará a cabo el desmontaje y se acordó crear una comisión de seguimiento con la presencia de un técnico elegido por los vecinos para controlar los trabajos, Lluís Mallart. Este lunes ya se ha pedido a los vecinos que extremen las precauciones y no abran las ventanas de sus casas.

TRATAMIENTO CON LÁTEX LÍQUIDO

Antes de ser retiradas, las placas recibirán un tratamiento con látex líquido para que las fibras de amianto queden fijadas y no suban hacia las viviendas. Las piezas se empaquetarán y se llevarán a la planta de residuos correspondientes. El Ayuntamiento informa que después de la retirada de las placas se harán mediciones ambientales para asegurar que no quedan restos de amianto en otras de las partes del cine, aunque recuerda que el plan de trabajo para sacar el amianto debe ser autorizado y supervisado por la Generalitat. Estos trabajos se deben prolongar unos dos meses, divididos en dos fases.

Cuando el amianto haya desaparecido, se iniciarán las obras de construcción del supermercado y del nuevo interior de manzana, con una zona verde y juegos infantiles, estará delimitado por las calles del Comte d'Urgell, Comte de Borrell, Sepúlveda y Floridablanca y tendrá un acceso público desde Comte de Borrell, a través de un pasaje pavimentado, y también desde el establecimiento comercial. El proyecto tiene un coste de 7,5 millones de euros.

SEIS AÑOS CERRADO

La cadena de supermercados Bonpreu es quien ejecuta y paga la obra y el acuerdo es que cederá gratuitamente a la ciudad el interior de manzana, que tendrá casi mil metros cuadrados y se situará en una cota inferior a la de la antigua sala de cine.

El Urgel abrió en 1963 y cerró en 2013. Tras bajar la persiana, el cine se unió a otros locales históricos de la ciudad que ya habían cerrado por aquel entonces: Savoy, Alcázar, Palacio del Cinema, Club Coliseum, Montecarlo, Astoria, Cataluña...