Ni el grave repunte de casos en la tercera ola de la pandemia de covid-19 ha sido motivo suficiente para frenarlo (de momento): la residencia de ancianos Nostra Senyora de Meritxell, situada en el número 602 de la Gran Via de Barcelona, va a ser desahuciada.

Según ha podido saber TV3, la orden de desalojo está prevista para el 3 de marzo. Detrás de la operación estaría el dueño del edificio, que no querría renovar el contrato –que terminó en junio de 2020– y estaría forzando para que los 15 abuelos que viven en las instalaciones abandonasen el lugar. Una situación dramática por la que Francesa Naranjo, la responsable del asilo, protestó este viernes ante las cámaras del Telenotícies de la televisión pública: "Son personas y esto es su casa", comentaba.

A principios de 2020, una fundación quiso rescatar el negocio de la residencia; pero el propietario del edificio planteó un precio tan elevado que fue inasumible. Cuando el contrato finalmente terminó, el dueño se negó a renovarlo. La finca se vendió a otra persona, que tampoco ha querido renovar el contrato del asilo. Actualmente, tan solo dos de los seis pisos del inmueble están en funcionamiento para los ancianos que residen en el mismo.

Además de la expulsión de los 15 ancianos que residen en el inmueble, el desahucio dejará sin trabajo a las diez personas que están en plantilla.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.