Gerardo Pisarello ha vuelto a hacer un feo al Mobile y ha mostrado una vez más el poco interés que los comuns tienen por el prestigoso congreso de telefonía móvil. Este miércoles, el máximo responsable del Mobile, John Hoffman, era el invitado de honor en la cena de los Amics del Passeig de Gràcia y el primer teniente de alcalde encabezaba la delegación municipal. Pero Pisarello no ha aparecido. Ha dado plantón a Hoffman. Metrópoli Abierta ha intentado saber por qué no ha asistido el teniente de alcalde, sin que en el momento de cerrar la edición hubiera obtenido respuesta. 

En el acto, celebrado en Hotel Casa Fuster, Hoffman ha recibido el premio Amic del Passeig de Gràcia, un reconocimiento en toda regla a una persona que ha apostado por dejar el Mobile en la capital catalana pese a los vaivenes políticos y las muchas ciudades deseosas de hacerse con un caramelo como el Mobile. La presencia de concejal del Eixample estaba confirmada y figuraba en la escaleta del evento. De hecho, era él y el presidente de los Amics del Passeig de Gràcia, Lluís Sans, quienes debían entregar el galardón a Hoffman, pero Pisarello no ha hecho acto de presencia. 

El Ayuntamiento ha delegado en el comisionado de Promoción Económica, Empresa e Innovación, Lluís Gómez, que en la imagen que acompaña esta información aparece a la izquierda, muy cerca del concejal y líder de ERC en el Ayuntamiento, Alfred Bosch. Precisamente, el republicano ha protagonizado la anécdota de la noche. En la cena se ha dado la bienvenida a todos los regidores municipales, pero los responsables del acto se han olvidado de Bosch. En el segundo plato han rectificado, pero han empeorado la situación. Bosch ha sido presentado como el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento. Pisarello no ha asistido, pero parece que rápidamente se le ha encontrado sustituto.

Además de Bosch, al acto han asistido los concejales Raimond Blasi (PDeCAT), Carina Mejías (Ciutadans), Montserrat Ballarín (PSC) y Javier Mulleras (PP). La ausencia de Pisarello ha sido muy comentada y se ha entendido como un desprecio a la organización y a Hoffman. Habitualmente, la cena de los Amics del Passeig de Gràcia suele estar presidida por el alcalde o alcaldesa. Este año no se ha visto ni a Ada Colau ni a su mano derecha.        

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.