Luz verde a la transformación urbanística de La Modelo. La comisión municipal de Ecología, Urbanismo y Movilidad ha aprobado este miércoles la modificación del Plan General Metropolitano (PGM) para la construcción de equipamientos, pisos públicos y un gran espacio verde en el antiguo centro penitenciario del Eixample. La propuesta ha contado con los votos a favor de Barcelona en Comú, PSC y los regidores no adscritos, Gerard Ardanuy y Juanjo Puigcorbé.

La modificación aprobada -en la que el resto de formaciones políticas se abstuvieron- prevé la eliminación de 18.000 metros cuadrados para usos terciarios y hoteleros y su transformación en casi 13.000 metros cuadrados de techo para vivienda pública. En total está previsto levantar 150 pisos públicos para dar respuesta a uno de los distritos con más necesidad de apartamentos sociales.

UN ESPACIO DE MEMORIA HISTÓRICA

La Modelo albergará 18.550 metros cuadrados de equipamientos públicos. Se trata de un instituto-escuela, una residencia para gente mayor, un polideportivo, un centro para jóvenes, un espacio de memoria histórica, un edificio que se destinará a la economía colaborativa y social y una guardería. El gran parque se construirá entre las calles de Entença y Rosselló. La zona quiere dotar a la ciudad de un nuevo pulmón verde. Tendrá unos 14.025 metros cuadrados a los que se sumarán los 2.019 de la cubierta verde del polideportivo. En total, Barcelona ganará unos algo más de 16.000 nuevos metros cuadrados verdes.

Los nuevos usos de la antigua cárcel de La Modelo / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

La transformación de La Modelo conservará intacta la cuarta galería -la misma donde se ubicará el espacio de memoria-, mientras que en el resto de galerías se llevarán intervenciones arquitectónicas para albergar los equipamientos. Sin embargo, la transformación permitirá reconocer que allí antiguamente estuvo la Modelo. El singular panóptico de la prisión se transformará en una plaza cubierta. La preservación patrimonial se amplía al edificio administrativo de la calle de Entença y a los talleres de la calle de Nicaragua. La preservación vendrá determinada según cuáles sean los futuros usos de la finca.

PROYECTO LISTO EN 2022

Las obras está previsto que empiecen a finales de 2020 y estén listas en 2022. Las próximas semanas, el Ayuntamiento pondrá en marcha los concursos arquitectónicos. Los primeros que se quieren adjudicar son los de la concreción de la edificación y la urbanización del parque y, posteriormente, los de los equipamientos. Tras la licitación, los equipos ganadores redactarán los proyectos arquitectónicos y urbanísiticos según los usos acordados. Todo el proyecto tendrá un coste de unos 91,7 millones de euros, de los que el Ayuntamiento aportará 45, y 46,7 otras administraciones y entidades consorciadas, aunque la mayor parte corresponde a la Generalitat de Catalunya.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.