La segunda edición de los 'Diálogos de Barcelona', organizados por Metrópoli Abierta, ha girado en torno a la implementación de la red de carriles bici por la ciudad de Barcelona, que a finales de 2018 el consistorio espera que alcancen los 233 kilómetros de vías.

Presentado por el director de Metrópoli Abierta, Lluís Regàs, el debate ha contado con la participación de Tito Álvarez, portavoz del sindicato 'Élite taxi', Lluís Tusell, presidente de la 'Asociación de Vecinos de las Tres Torres', y Albert García, miembro de la asociación 'Amics de les Bicis'.

Alberto Álvarez, conocido como Tito Álvarez, ha explicado desde su visión de taxista, con una presencia diaria en las calles de la ciudad, que considera que “cuantos más carriles bici haya mejor, nosotros como transporte público tenemos nuestro propio carril, todos tenemos los mismos derechos”.

Eso sí, Tito Álvarez ha matizado que habría que priorizar a las personas “con movilidad reducida. La gente mayor es la máxima prioridad. Entonces, donde haya CAP, hospitales, ambulatorios..., tendríamos que ser más sensibles”.

Por su parte, Albert García, activista de la bicicleta, ha solicitado que se ponga un carril bici en cada calle de la ciudad en la que los vehículos a motor circulen a 50 kilómetros por hora, “sea como sea esa calle, porque a 50 km/hora el impacto es la muerte”, ha explicado.

También reclama una normativa especial para las bicicletas, pues se rigen por la de los vehículos a motor y considera que “no todos los vehículos tienen que tener la misma normativa”.

Por último, Lluís Tusell, presidente de la Asociación de Vecinos de las Tres Torres, ha denunciado que el problema de Barcelona es la gestión que se está haciendo de los carriles bici, “que es totalmente ineficiente, demagógica, incluso me atrevería a decir sectaria”. En este sentido, ha lamentado que no sean los técnicos los que deciden la implementación de la red de carriles bici, sino que los responsables del consistorio lo hagan a “golpe de titular”.

Los tres participantes han debatido con respeto desde sus diferentes posturas sobre el modelo de implantación de los carriles bici durante los 50 minutos que ha durado la segunda edición de 'Diálogos de Barcelona'.