El glamour y el lujo de la noche barcelonesa vuelven a brillar de la mano de una de las propuestas de ocio más innovadoras de la ciudad. Ubicado junto a las residencias señoriales la Dreta Eixample, en la calle Bruc, el club-restaurante Kingsman ha reabierto sus puertas, cerradas durante un largo año de pandemia.

La elegancia - en su concepto más clásico- es la marca personal de la familia Petrosyan, dueña del local. De hecho, para entrar a este club se exige un dress code formal. Negros y dorados son los tonos que dominan este espacio, cuidadosamente decorado con un mobiliario imponente de la más alta calidad: sofás chesterfield de piel, lámparas de cristal suspendidas, cortinas de ante y grandes espejos.

Detalle del interior de Kingsman / KINGSMAN
Detalle del interior de Kingsman / KINGSMAN

 

COCINA FUSIÓN

Pero su apuesta gastronómica tampoco se queda corta. El restaurante cuenta con un exquisito menú de degustación basado en la fusión de comida japonesa y brasileña. Con el cariño por los detalles que caracteriza a este club, su cocina de autor se presenta con una trabajada mezcla de los platos tradicionales de una izakaya japonesa con el sushi y la vanguardia de las nuevas técnicas culinarias. Todo ello, a un precio asequible, alrededor de los 50 euros por comensal.

El resultado son deliciosos entrantes, tapas para compartir, carnes, pescados de excelencia. Aquí se encuentra la combinación perfecta entre los sabores exóticos, la ambientación lujosa y el excelente servicio, que hace de las veladas una experiencia única. 

Captura de pantalla 2021 08 09 a las 18.44.00

CENA CON ESPECTÁCULO

Una vez servida la cena, el punto álgido de la noche llega cuando el escenario se ilumina. Y es que el plato fuerte de Kingsman es su variado cabaret: bailarinas, cantantes, magia y todo tipo de espectáculos lo convierten en un lugar único. El show se puede disfrutar desde cualquier punto del espacio con muy buena visibildad, ya que el local es totalmente cuadrado y el escenario se encuentra en el centro. 

Las noches que abre el local -desde el jueves hasta el sábado- empiezan a las 20 horas y terminan a la 1.00 de la mañana. La más tranquila de ellas, la de los jueves, transcurre acompañada de jazz en vivo y enfocada a las cenas de negocios o para veladas tranquilas en pareja. Los viernes y los sábados arranca un cabaret variado con diferentes números de música y baile. El DJ se encarga de ambientar la escena con una la iluminación profesional, efectos de humo y la mejor música del momento.

 

 

COCTELERÍA PROFESIONAL

En este ambiente sorprendente y sofisticado, los clientes también se pueden disfrutar de los exclusivos cócteles que prepara el bartender profesional. De hecho, una de las especialidades de la casa son los cócteles ahumados, preparados al gusto.

Además, una moderna oferta de shisha termina de redondear la velada. Las cachimbas del club tienen multitud de sabores como manzana, doble manzana, menta, sandía, melón, uva, cereza, melocotón, fresa, arándano, frambuesa, entre otros sabores. Pero también ofrece una multitud de exóticas fusiones de aromas en las shishas con las marcas de alcohol de primer calidad. 

 

Un momento del espectáculo musical de Kingsman / KINGSMAN
Un momento del espectáculo musical de Kingsman / KINGSMAN

 

Los clientes del Kingsman disfrutan de cena y espectáculo / KINGSMAN
Los clientes del Kingsman disfrutan de cena y espectáculo / KINGSMAN

 

Kingsman 9648

 

 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.