ARCHIVADO EN:

Una simple infracción de tráfico, una identificación, el nerviosismo del conductor y las sospechas de los agentes de la Guárdia Urbana. Estos han sido los ingredientes para que una persona haya sido detenida en Barcelona por un presunto delito contra la salud pública en el ámbito del tráfico de estupefacientes.

Los hechos han ocurrido en el barrio de Sant Antoni, en el distrito del Eixample, cuando agentes de la Guàrdia Urbana han detenido a un vehículo cuyo conductor ha cometido una infracción de tráfico. Los agentes se han acercado al coche para pedirle la identificación y el nerviosismo del conductor les ha hecho sospechar.

Los agentes han optado por registrar el vehículo. Eso les ha permitido descubrir las sustancias estupefacientes que el conductor del vehículo transportaba en el interior. Entre las drogas encontradas hay marihuana, pastillas y éxtasis.

El conductor del vehículo ha sido detenido y se encuentra a la espera de pasar a disposición judicial.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.