De corte asiático, el nuevo restaurante Hawker45 ofrece un lugar de encuentro trendy para degustar una cocina de inspiración asiática y que reversiona la propuesta tradicional de las cocinas de Filipinas, Vietnam, India, Corea, Japón y Singapur. Una de las grandes novedades gastronómicas de la ciudad, un formato nuevo que en pocos meses ha conquistado a público y crítica. La palabra 'hawker' se refiere a los vendedores ambulantes de Singapur, ambiente y esencia que quiere reflejar el restaurante, una cocina callejera traída al estilo restaurante, al estilo Barcelona.

“Una buena forma de asomarse a un montón de culturas gastronómicas…” (El Comidista); “Una de las combinaciones más interesantes del momento, delicado, lleno de personalidad y de gusto (Condé Nast Traveler); “Por fin llega a Barcelona el templo para los trotamundos gastronómicos, un nuevo sitio de visita obligada” (Plate Selector); “Sensaviones y propuestas llegadas de fuera con una puesta en escena moderna, trendy y cosmopolita” (7Caníbales); “Sabores que fascinan y seducen, a true love letter to asian Street food… Magic” (Barcelona Foodie Feast.

Estas son algunas de las reseñas conquistados por el local de Laila Bazahm, filipino-brasileña, y Laura Freedman, americana. Bazham descubrió su vocación culinaria hace seis años y decidió ponerse en marcha para convertirla en su profesión. Para conseguirlo, recorrió las cocinas de varios países y realizó prácticas en restaurantes como Mugaritz o Robuchon.

Fruto de ese periplo es Hawker45 cuyo nombre es una declaración de intenciones: “hawker” en inglés es “vendedor ambulante”, un concepto que quiere llevar a cabo en su local donde intenta reproducir la comida callejera que se puede encontrar en países como Filipinas, Vietnam, India, Corea, Japón y Singapur y a la que le da su propia interpretación. Muestra de ello, es por ejemplo, Laksa, un plato popular en Singapur que consiste en una sopa de fideos que reformula en un arroz meloso cuyo sabor “nos recuerda claramente a la receta original”, apunta Laila.

Barcelona también tiene su lugar en la carta, con menú de mediodía a 12€. El plato Bomba de pho, croqueta de patata, carrilleras de ternera, emulsión de lima, sriracha y reducción de caldo de pho es un homenaje a la típica bomba de la Barceloneta pero con el toque asiático propio del local.

Plato del Hawker45
Plato del Hawker45

Otra reversión es el adobo de pulpo, una propuesta que procede de su país natal, Filipinas, y cuya receta original se prepara con carne de pollo acompañado con patata. En este caso, el pulpo es el protagonista y su pareja es el boniato ya que Bazham considera “que realza más” el sabor del cefalópodo.

En general, las propuestas se construyen con el objetivo de ensalzar el sabor a través tanto de las especias y las salsas como de los ingredientes y las técnicas, cogiendo ideas de la cocina asiática pero llevadas al paladar occidental. Una nueva propuesta en Barcelona moderna, trendy y cosmopolita, en puesta en escena y sabor. Welcome!

Caspe, 45