Los vecinos de Sant Antoni están hartos de tener que cargar con su particular “cruz”: la especulación inmobiliaria en el barrio y la elitización de algunas de sus calles. Por eso, desde la asociación 'Fem Sant Antoni' ha convocado un 'Viacrucis' (al que han bautizado como 'Viacrisis') para el próximo 1 de abril. A modo de procesión, el recorrido partirá a las 12 del mediodía de los Jardinets de l'Alguer e irá parando frente a los espacios que mejor representan las consecuencias de la gentrificación.

Pero la retórica religiosa y el tono humorístico de esta “pasión de Sant Antoni” no le quita hierro al asunto de fondo. Para dar constancia de que lo que están viviendo es un auténtico “calvario”, la plataforma vecinal repite algunas de las cifras más alarmantes. Por ejemplo, que el barrio suma 500 pisos turísticos legales y 400 ilegales. O que del total de inmuebles que se alquilan en Sant Antoni, el 15% son para visitantes.

Las consecuencias de estos datos, explican desde 'Fem Sant Antoni', son la subida del precio del alquiler -tanto de viviendas como de locales comerciales- y la alteración de la convivencia vecinal ante el volumen de apartamentos turísticos. Factores que provocan que la fisonomía del barrio esté mutando, advierten, tanto en la composición de los que viven en él como en la pérdida de tejido comercial de proximidad.  

Captura de pantalla 2017 03 24 a las 16.16.19
CARTEL DE LA CONVOCATORIA DE 'FEM SANT ANTONI'

De hecho, para visibilizar la “magnitud de la tragedia”, esta misma entidad elaboró su particular “mapa de la vergüenza” donde señalaba todos los pisos turísticos que acumula el barrio e instaba a los vecinos a añadir los que conocieran. 

El mapa está todavía en construcción y se basa principalmente en datos de diciembre del portal independiente 'Inside Airbnb', que permite explorar y extraer datos estadísticos Airbnb, por lo que no incluye pisos los pisos turísticos ilegales anunciados en otros portales de Internet.