Agentes de los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han intervenido en la mañana de este miércoles dos locales y otras dos viviendas del Eixample Esquerre y Poble Sec que estaban siendo utilizados como puntos de venta de drogas.

En el operativo, se ha detenido a cinco personas por un presunto delito contra la salud pública, una sexta por contar con una órden de búsqueda, y otra más por un presunto delito de robo con fuerza.

Las dos residencias intervenidas en el barrio de Sant Antoni se han puesto a disposición de sus propietarios al finalizar este dispositivo policial.

RELOJ DE 30.000 EUROS

Durante la intervención policial se han decomisado diversas sustancias estupefacientes, 600 euros en efectivo y un reloj que había sido robado y está valorado en 30.000 euros.