ARCHIVADO EN:

La playa del Eixample, el nombre popular como es conocido la zona de baños del interior de manzana de la Torre de les Aigues no volverá a abrir este verano. Tras el intento fallido del año pasado del gobierno de Ada Colau de clausurar el espacio lúdico -en Roger de Lluria, entre Diputació y Consell de Cent- por una única queja vecinal por ruido, según dijo entonces el consistorio, el cierre se hace efectivo ahora, a dos meses de las elecciones. Para contrarrestar esta decisión, el Ayuntamiento pondrá en marcha una alternativa similar junto al parque de Joan Miró.

En mayo del año pasado, el Ayuntamiento anunció que cerraba la playa del Eixample. Sin embargo, la presión política y de numerosos usuarios, algunos a través de las redes sociales, obligaron al consistorio a rectificar. La zona de baños funcionó el pasado verano con algunas restricciones. Se limitó la asistencia a 200 personas por día y el espacio funcionó menos horas. Pero ni así se han obtenido los resultados óptimos para mantener la zona de baños operativa, considera el Ayuntamiento. La sonometría llevada a cabo por recomendación de la síndica de greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ha dado 17 decibelios por encima de lo permitido por la normativa municipal.

CRÍTICAS DE ERC

Una de las primeras personas en reaccionar contra el cierre del equipamiento acuático ha sido el concejal de ERC, Jordi Coronas. "Hay cosas que no acabo de entender. Cierra la piscina del Eixample por ruido. Lo siguiente serán los patios escolares? En cambio las autopistas urbanas que superan de largo estos decibelios permitidos seguirán tal cual?", se pregunta el edil republicano.

En sustitución de la playa del Eixample, el Ayuntamiento abrirá este verano una zona de baños en los entornos del parque de Joan Miró. El nuevo espacio, de uso familiar, funcionará los siete días de la semana desde las 10.00 hasta las 20.00 horas, aunque la estancia se limitará a 120 usuarios (60 niños como máximo) que no podrán estar en el equipamiento más de dos horas.