El grupo municipal de Ciutadans acusa a Ada Colau de haber cerrado un equipamiento para personas sintecho en el Eixample. Se trata del Centro de Acogida Nocturno de Emergencias (CANE), que se encuentra en el pasaje de Dos de Maig, cerca del Hospital de Sant Pau. La noticia la ha dado a conocer la regidora Marilén Barceló. Sin embargo, el gobierno municipal lo niega y asegura que el centro abrirá de nuevo las puertas la próxima semana.

"El Centro de Acogida Nocturno de Emergencias (CANE) para que duerman personas sin hogar cierra sus puertas. Desde Servicios Sociales dicen que de momento no hay alternativa", ha escrito Barceló en twitter. La edil naranja afirma que la solución que da el Ayuntamiento a estas personas es que vayan a otro espacio de la ciudad, donde hay lista de espera para entrar. En Barcelona hay 3,591 personas sintecho, de las que 956 duermen en la calle, 2.099 en equipamientos públicos y de entidades sociales y 536 en asentamientos irregulares, según datos del pasado mes de mayo.

UN MILLÓN DE EUROS EN OBRAS

Desde las filas de Ciutadans dicen desconocer la clausura del equipamiento, pero Barceló asegura que llevarán el tema a la próxima comisión de Derechos Sociales. La regidora recuerda que el cierre se produce después de que se licitaran el año pasado obras de remodelación en el edificio existente, en la cubierta y en la fachada por valor de algo más de un millón de euros (iva incluido) y compras de mobiliario por valor de más de 68.000 euros, según los datos de los contratos públicos a los que ha tenido acceso Metrópoli Abierta

En un primer momento, fuentes municipales aseguraron que el equipamiento estaba abierto para después rectificar que había cerrado hace dos semanas "momentáneamente" para una adecuación. La previsión es que el centro abra de nuevo la próxima semana y que cuando se active la operación frío para la atención de las personas sin techo, algunos usuarios que estén alojados en el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales (CUESB) sean trasladadas al equipamiento del pasaje de Dos de Maig. Según las mismas fuentes, este albergue permanecerá abierto durante todo el invierno.

PEOR LA LLUVIA

Recientemente, el Ayuntamiento de Barcelona ha facilitado la información sobre las camas adicionales de las que dispondrá para la atención de las personas sin techo cuando las temperaturas bajen a los 0º. Esta temporada estarán a disposición de esta gente 400 plazas en distintos equipamientos de la ciudad, "el doble de plazas de años anteriores", afirma el gobierno de Colau en un nota. La primera fase de este plan se pondrá en marcha con las temperaturas lleguen a los 5º y conllevará la apertura de 75 camas en el CUESB. Cuando la temperatura llegue a los 0º abrirán las 325 plazas restantes. Sin embargo, en el listado de equipamientos facilitados con las camas disponibles no aparece el albergue del pasaje de Dos de Maig, como se puede comprobar en el enlace.

El CANE es un equipamiento abierto en 2013, cuando Xavier Trias era alcalde de Barcelona. El centro tiene 75 plazas y está abierto por las noches los meses de invierno y ofrece a los usuarios servicios de ducha, cama y alimentación, entre otros. Ferran Busquets, el director de Arrels Fundació, una entidad social que atiende a personas sin techo en Ciutat Vella, defiende que este tipo de centros estén abiertos todo el año. "En ocasiones la lluvia es peor que el frío", argumenta Busquets. Los últimos meses, el CANE sí que ha estado operativo y ha acogido a refugiados llegados a Barcelona.