El monumento modernista Casa Oller ha renacido. Tras superar las trabas del gobierno municipal, el bloque construido en 1903 ha reabierto sus puertas con once viviendas de superlujo después de sortear múltiples problemas con el proyecto y con el consistorio.

El edificio, catalogado como Bien Cultural de Interés Local (BCIL), ha mutado en apartamentos exclusivos orientados a inversores internacionales. Su coste aproximado es de 9.000 euros el metro cuadrado y la vivienda más asequible tiene un valor de 1,6 millones de euros.

1,6 MILLONES DE EUROS

La propiedad del monumento, la saga de empresarios catalanes Renom, buscó trasformar el bloque en oficinas. Sin embargo, no salió. Más tarde, los dueños del número 658 de la Gran Via de Barcelona apostaron por convertir el edificio en pisos de lujo. La intervención se retrasó por una colisión con el Ayuntamiento, según avanza Crónica Global.

El equipo municipal rechazó el proyecto inicial y obligó a los promotores a redactar un plan especial por la singularidad de la finca. Finalmente, la joya modernista logró la licencia de obras.

PISCINA, SPA, GIMNASIO...

Casa Oller cuenta con cristaleras y pavimentos de mosaico nolla, entre otros detalles. Desde el sector inmobiliario se pone el acento en la “complejidad” de los trabajos de restauración de un edificio que tiene 118 años, pero que está “muy bien conservado pese a su antigüedad”.

Las viviendas cuentan con una superficie mínima de 160 metros cuadrados, piscina y zona de relax con azotea, un pequeño spa y gimnasio propio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.