El monumento a Francesc Layret, en Barcelona, vallado / METRÓPOLI - JORDI SUBIRANA
El monumento a Francesc Layret, en Barcelona, vallado / METRÓPOLI - JORDI SUBIRANA

Barcelona restaura el monumento a Francesc Layret tras ser vandalizado

La estatua del abogado laboralista tenía grafitis, como otros elementos patrimoniales, y estaba lleno de defecaciones de paloma

Guardar
Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta

El Ayuntamiento de Barcelona ha restaurado el monumento a Francesc Layret, que se encuentra en la plaza de Goya, en el distrito del Eixample. Fuentes municipales indican que la escultura estaba en "mal estado" tras ser vandalizado con grafitis y por las defecaciones de palomas. Las obras de mejora se han hecho durante las últimas semanas. Acabaron el pasado 10 de junio. Un día antes Metrópoli pasó por la plaza de Goya y la estatua todavía estaba vallada. 

Desde el consistorio detallan que los trabajos han consistido en la retirada de grafitis (algunos solo se pueden eliminar del todo con una limpieza en profundidad), limpieza del bronce (tanto de la figura como de las placas), limpieza de la piedra (tanto de la base como de las esculturas) y eliminación y posterior colocación de un nuevo rejuntado. También se ha repasado la pintura de las letras grabadas en el pedestal que habían perdido la mayoría del pigmento.

El monumento a Francesc Layret, restaurado / MAMEN FRADERA
El monumento a Francesc Layret, restaurado / MAMEN FRADERA

FRANCESC LAYRET, UN ABOGADO LABORALISTA QUE FUE ASESINADO

Layret fue un abogado laboralista que fue asesinado por pistoleros a sueldo del Sindicato Libre el 30 de noviembre de 1920. La primera piedra del monumento, obra del escultor Frederic Marès, fue colocada en 1934. Pagado con suscripción popular, fue inaugurado en 1936 por el presidente de la Generalitat Lluís Companys y el alcalde de Barcelona Carles Pi i Sunyer.

Con la llegada del franquismo, la escultura de Layret fue desmontada al igual que otras de izquierdas o catalanistas, como el monumento a la República o a Rafael de Casanova. Durante cerca de 40 años, la obra de Marès fue guardada en un almacén de la calle de Wellington, en el distrito de Sant Martí. Fue reinaugurado el 27 de mayo de 1977, tras la llegada de la democracia, en la misma plaza de Goya, al lado de la ronda de Sant Antoni

OTROS EDIFICIOS Y MONUMENTOS PINTADOS

Durante el último año distintos monumentos de la ciudad han sido vandalizados. Uno de los distritos más afectados por esta plaga es Ciutat Vella. Se han pintado inmuebles protegidos, como la Basílica de Santa Maria del Pi, de estilo gótico del siglo XIV; la iglesia de la Mare de Déu de Betlem, de estilo barroco, construida entre 1680 y 1729; la Real Academia de Medicina de Cataluña, ejemplo de arquitectura neoclásica, o el Hospital de la Santa Creu, del siglo XV. Y en Gràcia, la denuncia de Metrópoli logró que se limpiaran dos grafitis gigantes en la biblioteca Jaume Fuster

Otra imagen del monumento a Francesc Layret durante su restauración / METRÓPOLI - JS
Otra imagen del monumento a Francesc Layret durante su restauración / METRÓPOLI - JS

Algunos monumentos singulares y equipamientos emblemáticos de la ciudad también han sido vandalizados, como la escultura Los cubos de la Barcelonetael mercado de Santa Caterina y el gato de Botero del Raval. Y en algunos casos por dibujantes y grafiteros de renombre como Javier Mariscal y el estadounidense Darryl McCray, alias Cornbread.

MÁS MULTAS Y MÁS PRESUPUESTO PARA LIMPIEZA

Tras meses de inacción y a menos de un año de las elecciones, el Ayuntamiento ha decidido tomar cartas en el asunto y este lunes el concejal de Seguridad y Prevención, Albert Batlle, y el edil de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia, dijeron que se perseguirá y se multará más la acción de los grafiteros y se subirá el presupuesto de limpieza. En algunos casos, los autores se pueden enfrentar a penas de prisión.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.