Barcelona derriba la cárcel Modelo. El centro penitenciario del Eixample, que cerró en 2017, se empezó a demoler a principios de año. Los trabajos se paralizaron por la pandemia y se retomaron a finales de primavera. Los operarios echan al suelo lo que fue la enfermería y la lavandería.

Fuentes municipales explican que esta primera fase de las obras acabara este mes de julio. El presupuesto de estos derribos ronda los 823.000 euros. En un futuro, el antiguo equipamiento carcelario se convertirá en un gran polo de equipamientos, pisos públicos, un parque y un espacio de memoria histórica. 

La escuela Xirinacs, en la antigua cárcel Modelo / JORDI SUBIRANA
La escuela Xirinacs, en la antigua cárcel Modelo / JORDI SUBIRANA

DOS ESCUELAS

Estos meses, los trabajos se han concentrado en las esquinas de las calles de Rosselló y de Provença. El Ayuntamiento dice que en el primero se ha instalado la escuela Xirinacs, que ahora funciona en barracones, y la intención, tras derribarse la enfermería, es ampliar el patio. En el lado de Provença, donde estaba la lavandería de la Modelo, se ubicará otro centro educativo: la escuela Entença, que lleva años en módulos en el recinto de la Escuela Industrial, aunque no estará listo para el inicio de curso.

Los derribos actuales no son más que el principio. Otras partes irán al suelo. Ahora casi toda la estructura sigue en pie. Está previsto conservar intacta la cuarta galería -la misma donde se ubicará el espacio de memoria-, mientras que en el resto de galerías se llevarán intervenciones arquitectónicas para albergar los equipamientos. Sin embargo, la transformación permitirá reconocer que allí antiguamente estuvo La Modelo.

El singular panóptico de la prisión se transformará en una plaza cubierta. La preservación patrimonial se ampliará al edificio administrativo de la calle de Entença y a los talleres de la calle de Nicaragua. 

La transformación de está cuadrícula de Barcelona, situada entre las calles de Entença, Rosselló, Provença y Nicaragua, prevé levantar 150 viviendas públicas para dar respuesta a uno de los distritos con más necesidad de pisos sociales: el Eixample.

EQUIPAMIENTOS PÚBLICOS

La Modelo, además, albergará 18.550 metros cuadrados de equipamientos públicos que incluirán también un instituto-escuela, una residencia para gente mayor, un polideportivo, un centro para jóvenes, un edificio que se destinará a la economía colaborativa y social y una guardería. 

Trabajos en una de las torres de La Modelo / JORDI SUBIRANA
Trabajos en una de las torres de La Modelo / JORDI SUBIRANA

El gran parque se construirá entre las calles de Entença y Rosselló. La zona quiere dotar a la ciudad de un nuevo pulmón verde. Tendrá unos 14.025 metros cuadrados a los que se sumarán los 2.019 de la cubierta verde del polideportivo

DOS AÑOS DE OBRAS

Los mayor parte de los trabajos tenían que empezar a finales de 2020 y estar listos en 2022, según el último calendario presentado, pero habrá que ver cómo quedan los proyectos con la crisis económica derivada del coronavirus. Fuentes municipales dicen que se están a punto de resolver los concursos y que pronto podrán dar más detalles sobre los ganadores.

Puerta de acceso a La Modelo / JORDI SUBIRANA
Puerta de acceso a La Modelo / JORDI SUBIRANA

El coste total de la transformación es de 91,7 millones de euros, de los que el Ayuntamiento aportará 45, y 46,7 otras administraciones y entidades consorciadas, aunque la mayor parte corresponde a la Generalitat de Catalunya.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.