La fachada de la calle de Mallorca, desde el interior de la isla de equipamientos / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
La fachada de la calle de Mallorca, desde el interior de la isla de equipamientos / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

El Ayuntamiento rehabilitará los equipamientos del mercado de la Sagrada Família

Las obras empezarán la próxima primavera y costarán unos 10 millones de euros

Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 29/11/2021 14:25 h.

El Ayuntamiento de Barcelona rehabilitará de forma integral la isla de equipamientos de la Sagrada Família. La inversión municipal prevista será de unos 10 millones de euros. Las obras afectarán a la confluencia de calles entre Provença, Mallorca, Padilla y Lepant.

Además del mercado de alimentos, la manzana cuenta con un casal de gente mayor, un centro cívico, una biblioteca y un espacio infantil. Ahora, la intención del consistorio es reordenar los usos, instalar una cubierta de placas solares en el techo del mercado y abrir un pasaje a través del que se accederá a los equipamientos desde la calle de Mallorca [ver aquí la nota de prensa​].

FACHADA TRANSPARENTE EN LA CALLE DE MALLORCA

Los trabajos propiamente se iniciarán entre mayo y junio de 2022 y se prolongarán durante unos dos años. Uno de los aspectos más relevantes de la reforma es que la fachada de la calle de Mallorca será transparente, lo que permitirá la entrada de luz natural. Con la transformación, el supermercado cambiará de ubicación.

Render del túnel de acceso a los equipamientos de la Sagrada Família / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Render del túnel de acceso a los equipamientos de la Sagrada Família / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Uno de los objetivos de la reforma es reordenar el edificio. Los equipamientos ganarán espacio -en el supermercado que cierra y en las paradas que ya no funcionan cerca del vestíbulo de Provença con Padilla- y algunos de ellos cambiarán de lugar. Así, tras las obras, las plantas bajas y primeras serán para el casal de gente mayor, las plantas segunda y tercera se dedicarán al centro cívico, y en la última (la cuarta) abrirá el espacio infantil.

SIN PARADAS EXTERIORES

Otro cambio destacado será la fachada de la calle de Padilla, que será maciza para reducir el ruido. Las paradas exteriores del mercado desaparecerán y se pondrán en el interior del equipamiento. Durante las obras, el mercado podrá seguir funcionando con normalidad.

La biblioteca, a la que se accede por una rampa desde Provença, no cambiará de emplazamiento, pero sí que se verá afectada por trabajos para reducir el consumo energético que se prolongarán durante cinco meses a partir del próximo abril.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.