ARCHIVADO EN:

El Raval está harto de la situación de insalubridad que atraviesan algunas de sus calles. Basura, jeringuillas usadas, cucarachas o excrementos y orina, son algunos de los desagradables elementos a los que se tiene que enfrentar este barrio de Ciutat Vella. Los vecinos de la calle de Sant Pacià hace un año que lidian con otro problema que atenta gravemente contra su salud pública: las plagas de ratas.

Riccardo, vecino de una de las fincas situadas en la ubicación afectada, denuncia a Metrópoli la “terrible situación” con la que conviven desde hace un año: “Cada noche tengo que hacer ruido para no pisarlas, además, siempre me encuentro a alguna muerta".

LAS RATAS CORRETEAN POR LAS FACHADAS

El residente explica que ha llegado a contar "más de 20 roedores en una noche". "Corretean por la calle y se suben por las fachadas de los edificios”, dice. Los vecinos “temen” que estos espabilados animales se cuelen en los primeros pisos, en los que viven familias con niños.

Según cuentan fuentes vecinales a este medio, la aparición de estos seres llegó con la okupación de un solar por parte de "dos okupas de origen italiano". Los vecinos afectados explican a este medio que “la acumulación de basura y suciedad” en el interior del solar ha hecho que las ratas no dejen de frecuentar la zona en busca de comida.

Los okupas llegaron hace un año, "justo antes de la pandemia”. Se asentaron en el solar y lo convirtieron en su vivienda: "Tienen un buzón para el correo y han logrado pinchar la electricidad”, explica el vecindario, que tilda el lugar de "basurero". La suciedad no ha sido el único contratiempo que ha llegado de la mano de estos inquilinos ilegales: "Tienen dos perros que ladran cada vez que ven una rata, por lo que el ruido es continuo por las noches”, critican vecinos de la zona. 

Solar okupado en el Raval en el que hay una plaga de ratas / CEDIDA
Solar okupado en el Raval en el que hay una plaga de ratas / CEDIDA

EL AYUNTAMIENTO NO RESPONDE

La desesperación de los afectados llegó a tal punto que decidieron ponerse en contacto con el administrador de la finca para exigir soluciones. Una empresa especializada llevó a cabo la desinfección del lugar con los productos permitidos por las administraciones, pero la plaga persistió.

La última opción que tomó la finca afectada fue la de emitir una queja formal al Ayuntamiento de Barcelona y al propietario del solar okupado. A día de hoy, los vecinos no han recibido una respuesta por ninguna de ambas partes.

La ausencia de alternativas por parte de la administración barcelonesa y de la propiedad ha hecho que algunos de los vecinos se planteen abandonar sus domicilios para mudarse a otro lugar de la ciudad más limpio: "No es normal tener que vivir con estas condiciones en 2021", aseguran. Además, temen que con la llegada del verano la situación pueda llegar a agravarse "considerablemente".

Solar okupado en el Raval en el que hay una plaga de ratas / CEDIDA
Solar okupado en el Raval en el que hay una plaga de ratas / CEDIDA

MÁS PLAGAS

La aparición de este tipo de plagas no es un hecho aislado en Barcelona. Este mes de junio, un vecino del barrio de la Salut denunció un caso similar a Metrópoli. El afectado explicó a este medio que había llegado a ver al menos cinco ratas de “grandes dimensiones” saliendo de un terreno okupado por una familia. Argumentó que los inquilinos del solar abandonado en la calle Maignon “viven en condiciones pésimas” que propician la aparición de estos roedores. El Ayuntamiento de Barcelona también fue informado sobre el peligro de salud pública, pero los vecinos no recibieron respuesta.

También en la región metropolitana norte se han dado casos de plagas de ratas recientemente. El barrio de la Mina sufrió una infecciosa aparición de roedores y en un parque infantil de Sant Adrià de Besòs se detectaron grandes ejemplares correteando

EL SUBSUELO DE BARCELONA, DOMINADO POR LOS ROEDORES

Otro hecho relacionado con estos roedores en Barcelona se hizo viral hace una semana. Un vecino de la Barceloneta denunció haberse encontrado una gran rata en el interior de su inodoro. Éste explicó que no era la primera vez, ya que en otra ocasión el animal había allanado su morada destrozando el cuarto de baño.  

Aunque parezcan historias surrealistas, no lo son. El subsuelo de Barcelona está dominado por las ratas. La Agencia de Salud Pública de Barcelona estima que una población de alrededor de 200.000 roedores habitan el alcantarillado de la ciudad. El estudio se realizó hace dos años, por lo que la cifra de ratas podría haber aumentado considerablemente.  

Vecinos denuncian una plaga de ratas en este solar okupado en Gràcia / GOOGLE STREET VIEW
Solar okupado en Gràcia en el que hay una plaga de ratas / GOOGLE STREET VIEW

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.