ARCHIVADO EN:

Lo último que faltaba por descubrir entre los negocios que se llevan, o se intentan llevar a cabo, en las calles de Barcelona: la venta ilegal de cachorros de perro a los turistas.

La Guardia Urbana ha localizado y denunciado a una persona que estaba intentando intentado vender un cachorro de perro a los turistas. El denunciado se paseaba por las calle del barrio Gòtic portando en el interior de una mochila un cachorro de perro de apenas unas semanas de vida.

Esta persona aprovechaba el paso de los turistas para enseñarles el cachorro y ofrecerles la posibilidad de comprarlo, aunque todos los turistas han rechazado el ofrecimiento.

Una vez detectado el cachorro, los agentes de la Guardia Urbana lo han trasladado al Centre d'Acollida d'Animals de Companyia de Barcelona (CAACB), donde permanecerá al cuidado de los responsables del centro hasta que se tome una decisión sobre su futuro.

Fuentes de la Guardia Urbana han asegurado que desconocen si se trata de un caso aislado o si este tipo de prácticas ya se ha producido con anterioridad.