ARCHIVADO EN:

Los vecinos del Raval Nord han optado por ocupar la capilla de la Misericòrdia para exigir a los responsables de los partidos políticos municipales que aprueben destinar el edificio a la construcción del nuevo CAP del barrio. Los vecinos ocupantes han asegurado que no abandonaran el edificio hasta que el Ayuntamiento haga caso a sis exigencias.

La ocupación llega después de que el pleno municipal del consistorio aprobara, con los votos favorables de PDeCAT, P, Ciudadanos, PSC y el regidor no adscrito Joan Josep Puigcorbé mantener el acuerdo de cesión del espacio al Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA), tal y como se acordó durante la alcaldía de Xavier Trias. En contra de mantener la cesión se pronunciaron Barcelona en Comú y la CUP.

Los vecinos aseguran que la ocupación es una “respuesta a la actuación de los grupos municipales que niegan una solución inmediata al CAP”, que para ellos pasa por la construcción del nuevo centro médico del barrio en el espacio que actualmente ocupa la capilla.

Los vecinos han ocupado la capilla de la Misericòrdia / CR
Los vecinos han ocupado la capilla de la Misericòrdia / CR

HASTA EL PLENO

Iñaki García, portavoz de la plataforma CAP Raval Nord, ha explicado que mantendrán la ocupación "durante 24 horas, hasta que se tome un decisión en el pleno". De la misma forma, García ha explicado que han comunicado al distrito esta ocupación y no creen que vayan a ser desalojados, así como que cuentan con el apoyo de la mayoría de las asociaciones vecinales y del barrio.

El portavoz de la plataforma ha explicado que están "especialmente defraudados con ERC", ya que primeramente se mostraron favorables pero ahora han cambiado la disciplina, votando en contra. Además, Iñaki García ha afirmado que no se oponen a que el CAP se construyera en otro lugar siempre y cuando las propuestas fueran "serias y rápidas", porque las obras ya están presupuestadas.

 

COLAU, INCAPAZ DE GESTIONARLO

La Plataforma + Macba + Cultura insistió desde el pasado 1 de febrero en reunirse con Colau para obtener una respuesta respecto a esta situación. La alcaldesa, por su parte, hizo caso omiso de las peticiones, centrándose en su voluntad de revocar la concesión al museu en favor del CAP Raval a las puertas de una cita electoral.

Pese a que desde la plataforma del museo se insistió en que se podría llegar a una solución que favoreciera a las dos partes, la fijación de Colau ha llevado a la actual situación, ya que el consistorio ha votado de forma mayoritaria mantener la concesión realizada durante la alcaldía de Xavier Trias.