“Jeringuillas, excrementos, peleas con armas, amenazas, portales reventados y colchones en espacios comunes son el pan de cada día”. Con esta demoledora descripción, vecinos del Raval han convocado una manifestación el sábado 9 de septiembre contra la venta de drogas duras, la presencia de narcotraficantes y el incivismo con el que conviven día a día.

 

 

En un texto dirigido al Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y el Gobierno central, la entidad convocadora, Veïnat del Raval, critica la respuesta “insuficiente” proporcionada por las tres administraciones e insta a los vecinos a salir a la calle para que las drogas “dejen de arrasar” una barrio especialmente deteriorado en los últimos años.

 

NARCOS, BANCOS Y ESPECULADORES

Desde hace meses, entidades vecinales cuelgan en redes sociales los estragos de las drogas y los narcopisos que proliferan en el Raval. Además, han organizado caceroladas frente a las viviendas en ocasiones ocupadas por los camellos para desarrollar su actividad. Pero no son los únicos culpables, según el texto publicado.

En la convocatoria también se señala a otros dos actores importantes en esta delicada trama: “Bancos y especuladores que se desentienden de sus propiedades vacías y son, por sus omisiones, los más confortables alojadores de los narcos, que tampoco dudan en usurpar los hogares de familias”.

 

 

21 ENTRADAS EN 2017

El pasado 11 de agosto, los Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana desmantelaron tres puntos de venta y consumo en las calles Sant Gil y Cardona. Era la tercera redada en las últimas dos semanas en la que detuvieron a una persona e identificaron a otras 10. Desde principios de este año, se han realizado un total de 21 entradas a domicilios del Raval, con la detención de 17 personas. Además, desde el 26 de julio los dos cuerpos policiales han desmantelado siete puntos de venta.

Los Mossos d'Esquadra han desmantelado tres narcopisos en el Raval / Mossos d'Esquadra
Los Mossos d'Esquadra han desmantelado tres narcopisos en el Raval / Mossos d'Esquadra

Pero los vecinos exigen soluciones rápidas y efectivas a las administraciones que, a su juicio, no están a la altura de la delicada situación. Y es que, resultado de la proliferación de los narcopisos y la venta de drogas incluso a plena luz del día, hay vecinos que se encuentra a personas malviviendo en la calle, jeringuillas, suciedad de todo tipo e, incluso, peleas. Situaciones que no dudan en fotografiar, pese a la dureza de las mismas, para mostrar públicamente, a través de las redes sociales, el duro día a día en algunas calles del Raval.

 

 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.