La actuación de un numerosos grupo de vecinos ha impedido que se llevaran a cabo dos desahucios en el distrito de Ciutat Vella, uno en el barrio del Raval y el otro en el Gòtic. Los vecinos, que han sido convocados a través de las redes sociales, se han reunido en el portal de las dos viviendas que iban a ser desalojadas para paralizar las actuaciones.

La primera sde las concentraciones vecinales e ha llevado a cabo en la calle Bisbe Laguarda, de donde iban a ser desalojada una familia. La presencia de numerosos vecinos en la puerta de acceso al edifico ha logrado paralizar el desahucio que estaba previsto que se llevara a cabo a primera hora de la mañana.

La segunda acción ha tenido lugar en la calle Milans, en el barrio Gòtic, en una vivienda que está habitada por una familia, de la que forman parte un matrimonio con dos hijos menores de corta edad, de 2 años y 10 meses. En este caso, la concentración de vecinos ha impedido el desahucio que en primera instancia iban a llevar a cabo los emisarios de una empresa, que se han negado a negociar con los representantes del Servei d'Intermediació en Pèrdua d'Habitatge i Ocupacions (SIPHO).

Ante la presencia de numerosos vecinos que les han impedido al acceso al edificio, los representantes de la empresa han optado por avisar a los Mossos d'Esquadra, que se han personado en la calle Milans. Sin embargo, la concentración de numerosas personas, que impedían el acceso al edificio, ha obligado a los mossos a aconsejar a los representantes de la empresa que iban a hacer el desahucio a desistir de sus intenciones para evitar situaciones de riesgo. Finalmente, este segundo desahucio también ha quedado suspendido.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.