ARCHIVADO EN:

El color rojo se ha convertido en el símbolo de la lucha contra la droga en el barrio del Raval. Una iniciativa de la Illa RPR, la misma asociación vecinal que ha promovido los narcotours, ha servido para hacer un llamamiento a los vecinos y comerciantes del barrio para colocar lazos rojos en ventanas, balcones y comercios, como símbolo de lucha contra el tráfico de drogas en el barrio.

La iniciativa, llamada A todo trapo, por un Raval sin drogas, se ha organizado de manera conjunta por la denominada Red Nacional de Ciudades y Barrios Afectados por los Narcopisos, y sus impulsores confían en que en todos los barrios, de todas las ciudades españolas, afectados por temas de drogas den a conocer su malestar con este gesto. Esta previsto que la iniciativa se desarrolle durante 30 días, aunque no está descartado que continúa una vez cumplido este plazo.

El portavoz de la Illa RPR, Carlos, ha pedido a vecinos y comerciantes que “si sienten la necesidad de expresarse en contra de los narcopisos pueden hacerlo desde la comodidad de sus casas o de sus comercios. Por eso les pedimos que cuelguen en un lugar visible una pieza de ropa de color rojo para expresar su rechazo al tráfico de drogas”.

Según el portavoz de la asociación del Raval “hemos descubierto que los traficantes usan trapos blancos para indicar dónde están, trapos azules para señalar que les vigila la policía y trapos rojos para decir que no tienen droga para vender”.

MAS TRABAJO POLICIAL

La asociación Illa RPR, una de las más activas del barrio del Raval en la lucha contra los narcopisos, pretende con esta iniciativa no solo denunciar la existencia de narcopisos en el Raval, sino también “pedir que haya una mayor intervención policial, mayor trabajo de represión y de inteligencia para combatir de lleno esa actividad delictiva”. Es decir, mantener la atención sobre todas las administraciones para que se comprometan de manera más firme y contundente en la lucha contra al tràfico de drogas.

Esta inicitiva también se enmarca en la lucha que mantienen los vecinos del barrio para que “el Raval vuelva a ser un barrio para todos, del que todos nos sintamos orgullosos y no caer en estigmatizaciones y privaciones como las que tenemos en la actualidad”, aseguran desde la asociación Illa RPR.