Los Mossos d'Esquadra han desarticulado un pequeño grupo de traficantes que vendían drogas desde un narcopiso de la calle Lancaster del Raval. Se han producido cinco detenciones después de la denuncia de un hombre, retenido durante tres días por los camellos, y que había logrado escapar. 

El hombre denunció lo sucedido a emergencias, explicando que había sido amenazado de muerte durante tres días por un grupo de personas de origen paquistaní. Esta presunta víctima avisó a los agentes que en el piso se distribuía drogas y acudían compradores a diario. 

DROGAS EN UNA ROÑONERA

Los mossos acudieron al piso y en el rellano encontraron una bolsa de plástico blanca con una riñonera en el interior llena de sustancias. El piso estaba a nombre de una mujer que había alquilado a unas personas que no se correspondían con los ocupantes del domicilio.

Los comercios de la calle Lancaster están casi todos cerrados / CR
Imagen de archivo de la calle Lanaster / MA

La mujer autorizó a la policía a hacerse cargo del inmueble para cerrarlo e impedir que se siga usando como un punto de venta de droga. La investigación sobre el posible secuestro sigue abierta para conocer las razones.

TRES NARCOPISOS EN UN EDIFICIO

Vecinos del Raval siguen denunciando estas semanas el tráfico de drogas en sus calles, y también en el interior de los inmuebles. En la calle Salvador, existen tres narcopisos en un mismo edificio.

Al riesgo de salud pública que conlleva el consumo de sustancias se suma la preocupación por el contagio de los compradores, ya que muchos de ellos siguen pasando largas horas en la calle sin protección contra el coronavirus.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.