El solar donde iba a levantarse el Praktik se ha convertido en un campamento de toxicómanos. El Ayuntamiento de Ada Colau ha procurado durante los últimos cuatro años no otorgar la licencia de obras a los propietarios del solar de Drassanes para poder levantar un hotel.

El gobierno municipal ha decidido frenar la construcción del Praktik como símbolo de la lucha contra la gentrificación y la masificación turística. Pero el asunto se dirime aún en los tribunales, según publica este martes La Vanguardia.

EL SOLAR DE DRASSANES: ENTRE DROGADICTOS Y TRAFICANTES

Muchas personas que vivían en narcopisos del Raval, con problemas de drogadicción, se juntan allí con vendedores de heroína. Aún quedan allí las mesas de ping pong en desuso. En el solar hay ahora una media docena de tiendas de campaña, cartones en el suelo, colchones, muebles desvencijados.

La comunidad del edificio colindante, en la calle Cid, muestra preocupación por el estado del espacio. Aseguran que las lluvias provocaron hace unos meses inundaciones que afectaron sus cimientos, según los testimonios de LV.

INDIGNACIÓN DE LOS HOTELEROS

El Gremi de Hotels de Barcelona ha exigido una solución "inmediata, definitiva y ajustada a la ley" para el proyecto hotelero de Praktik Hotels en Drassanes, que cuenta con los avales técnicos municipales, pero el Ayuntamiento no le concede la licencia para iniciar las obras, según el gremio.

Los hoteleros, han aseverado en un comunicado que "hace responsable" al Ayuntamiento de la degradación del solar y el entorno en el que se construirá el hotel, y ha reclamado al gobierno de Ada Colau que preserve la seguridad jurídica en la ciudad y haga cumplir la legalidad. El gremio considera que el proyecto hotelero tendrá un "impacto positivo muy importante en su entorno".

ORDEN DE CONSERVACIÓN DEL EDIFICIO

Fuentes municipales han resaltado que el Ayuntamiento ha emitido una orden de conservación del edificio, y que la licencia de derribo no se puede otorgar mientras no se apruebe un proyecto de edificio que lo sustituya.

El consistorio ha asegurado que la propiedad ha abierto la puerta a ceder el solar hasta que no se edifique para que sea el Ayuntamiento quien haga el mantenimiento en determinadas condiciones, algo que se está estudiando.