Un club de shisha de Ciutat Vella acumula 15 denuncias por incumplir las medidas sanitarias de la pandemia. La Guardia Urbana de Barcelona (GUB) ha visitado dos veces el local en tan solo tres días. Lo hizo la madrugada del jueves y este lunes, de nuevo, cuando los agentes desalojaron a 114 personas. Todas ellas fueron sancionadas, según informa a Metrópoli el Ayuntamiento. 

El local en cuestión se ubica el número 13 de la calle de Mare de Déu del Pilar. La fiesta multitudinaria en el interior provocó que dos vecinos denunciaran la fiesta ilegal a la policía sobre las 01.30 horas. Los guardias que acudieron al club confirmaron que el local superaba el aforo permitido, que no se respectaban las medidas covid y que generaban "molestias por ruidos", explica un portavoz municipal. 

118 SANCIONADOS EL VIERNES

Cataluña decretó el 12 de julio el cierre de toda actividad comercial y de ocio a las 00.30 horas. Las reuniones no pueden superar las 10 personas. El negocio de shisha –una pipa en la que se fuma tabaco con agua perfumada, muy común entre los ciudadanos orientales,– incumplía todas estas medidas, adoptadas por la Generalitat para contener la quinta ola de la pandemia de coronavirus.

El pasado 6 de agosto, diversas patrullas de la GUB realizaron una intervención muy similar en este establecimiento del barrio de Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera. En esa ocasión, los agentes desalojaron y sancionaron a 118 personas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.