Si la aprobación del Plan de Alojamientos Turísticos de Barcelona (Peuat) trajo verdaderos quebraderos de cabeza a los 'comuns', su puesta en marcha no está siendo mucho más fácil. La última enmienda al mismo vuelve a llegar por parte de los promotores del hotel Praktik de Drassanes, que han denunciado por sexta vez al Ayuntamiento por no haber otorgado aún la licencia de obras pese al último informe técnico -no exento de críticas- que lo avalaba.

Mientras los promotores denuncian el “silencio administrativo del consistorio”, los vecinos apuntan a que los Servicios de Urbanismo llevan desde el febrero pasado “ocultando informes que son decisivos para conceder o denegar la licencia hotelera que pide la cadena Praktik”, como explicó la vocal de la plataforma Salvem les Drassanes, Anna Moreno.

Aunque los vecinos se posicionan categóricamente en contra de su construcción, tampoco pueden aplaudir la intervención -o la falta de esta- del consistorio. De hecho, ellos mismos llevaron ante la Síndica de Greuges las posibles irregularidades en el proceso de tramitación y aprobación del proyecto hotelero. La entidad vecinal considera que hay indicios de mala praxis por parte del Servicio de Urbanismo del Ayuntamiento, que habría incumplido las preinscripciones realizadas anteriormente por el propio consistorio. Ante estas sospechas, el colectivo pide que se abra una investigación en la Oficina Antifraude y que se paralice la licencia de obras hasta que no se esclarezca lo ocurrido.

Concretamente, la entidad denunció que hay una serie de documentos que no se encuentran en el expediente facilitado por parte del consistorio, todos ellos son "vitales para el proceso de tramitación". Además de la "flagrante falta de transparencia", Salvem les Drassanes reiteró que el actual proyecto plantea “graves incumplimientos respecto al plan especial aprobado en 2003, entre los cuales destaca la desaparición de la reserva del 25% de vivienda social que se exigía para tirar adelante la propuesta. Desde la entidad apuntan a que legalmente no es posible conceder la licencia si el plan no cumple con este mandato.

Sin embargo, desde el Gremi d'Hotels considera que los promotores del Praktik Drassanes se han mostrado “dispuestos a ceder espacios a entidades del barrio o bien a contratar personal del entorno”. Al contrario que los propios vecinos, los hoteleros de Barcelona creen que su construcción "tendrá un impacto positivo muy importante en su entorno, propiciando mejoras en el ámbito socioeconómico más cercano".


 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.