ARCHIVADO EN:

El Paseo de Colón es uno de los lugares más transitados (y agradables) de Barcelona. Paralela al mar, esta gran avenida conecta las plazas de Antonio López y la Puerta de la Paz, donde se encuentra el monumento a Cristóbal Colón.

Ubicado en el Gòtic de Barcelona, en el distrito de Ciutat Vella, nació del intento de conectar la ciudad con el mar. Se inauguró en motivo de la Exposición Universal del año 1888.

El monumento a Colón, al final del paseo / HUGO FERNÁNDEZ
El monumento a Colón, al final del paseo / HUGO FERNÁNDEZ

ANTIGUA MURALLA DE MAR

El paseo que conocemos hoy en día fue antaño un lugar en el que se encontraba la Muralla de Mar. Se construyó a mediados del siglo XVI, el último tramo en edificarse, y servía como cierre del perímetro que abarcaba la ciudad.

En la actualidad, la vía acoge numerosos edificios importantes. Entre ellos se encuentran la Capitanía General, el Gobierno Militar, el rectorado de la UPF, la Casa Cervantes, el edificio Condeminas o el Palacio Bru.

El paseo de Colón alberga grandes edificios institucionales / HUGO FERNÁNDEZ
El paseo de Colón alberga la Capitanía General y el Gobierno Militar / HUGO FERNÁNDEZ

JUEGOS OLÍMPICOS

Los JJOO de Barcelona de 1992 le cambiaron la cara por completo a la avenida. Se recuperó el litoral marítimo con nuevas playas y se pudo renovar la fachada marítima de una ciudad que vivió un antes y un después (también en lo físico) gracias a los Juegos.

Una de las cosas que no pasan desapercibidas en el paseo es, sin duda, la escultura de una gran gamba, diseñada por Javier Mariscal. Esta es su historia.

Paseo de Colón / HUGO FERNÁNDEZ
Paseo de Colón / HUGO FERNÁNDEZ

LA GRAN GAMBA

Se construyeron cinco chiringuitos de diseño en el lateral mar, que el Ayuntamiento de la ciudad había adjudicado por concurso a negocios de restauración: una champañería, un restaurante, una croissanterie, una cervecería y una marisquería.

El que nos ocupa es el bar Gambrinus, que fue abierto en 1988, momento en el que se colocó la estatua de la gran gamba, justo el mismo año en que Mariscal había creado a Cobi, la mascota olímpica de Barcelona '92.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.