ARCHIVADO EN:

En Barcelona, cualquier persona que tenga un piso en propiedad sin alquilar puede estar en peligro. Y si no que se lo digan al reconocido actor y director teatral y miembro de The Chanclettes, Josep Maria Portavella, que acaba de hacer público que a mediados de junio 16 personas (12 adultos y cuatro niños) le okuparon su casa de la calle Comtal, en pleno Gòtic. 

En un largo hilo en Twitter (bajo el perfil de la red vecinal del barrio: @XVeinal), Portavella apunta que detrás de esta acción delictiva estaría la mafia colombiana y ha denunciado a los Mossos d'Esquadra esta dramática situación. A pesar de ello, este histórico activista LGTBI barcelonés se ha mostrado muy crítico tanto con la policía catalana como con la Guardia Urbana por su inacción en el caso que le afecta tan directamente.

PROBLEMAS DE CONVIVENCIA 

Además, también avisa de que los vecinos lo han llamado y han puesto denuncias por insultos, intimidación y gritos. "Los okupas han roto la cerradura, echan comida por el patio interior, hay robos de cartera...", lamenta el actor.

En este sentido, el reputado director de teatro asegura que "los vecinos nos han hecho llegar que creen que venden droga porque no para de entrar y salir gente desconocida durante las noches que no se está ni 5 minutos".

Con este panorama, esta semana han dejado el piso dos vecinos más que no quieren vivir esta situación y "lo más decepcionante es que tanto los Mossos d'Esquadra como la Guardia Urbana se han negado a coger las denuncias de todo lo que se ha expuesto anteriormente", concluye Portavella.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.