ARCHIVADO EN:

Un colectivo de okupas ha vuelto a entrar en el edificio de propiedad municipal anteriormente conocido como Residencia de Estudiantes Autogestionada (REA) que se encuentra en el barrio del Raval, justo al lado del CAP del Raval Nord.

Este edificio fue desalojado por orden del Ayuntamiento el pasado mes de enero de 2018, tras haber sido desalojada días antes y vuelta a okupar, se encuentra en mal estado y presentaba numerosos problemas estructurales, que no han sido solucionados. Ese fue el motivo argumentado en su dìa desde el Ayuntamiwnto y desde la sede del distrito de Ciutat Vella por la regidora Gala Pin para justificar el desalojo.

Sin embargo, desde entonces el edificio ha permanecido tapiado y sin que se le haya dado ningún uso ni se haya llevado a cabo ninguna reforma en su interior para asegurar su estructura. Tan solo se ha procedido al tapiado de puertas y ventanas para intentar evitar una nueva okupación, aunque estas soluciones no se han mostrado muy efectivas.

Contenedores volcados para evitar el acceso de la policía al edificio
Contenedores volcados para evitar el acceso de la policía al edificio

El grupo de okupantes ha optado por dificultar el acceso al edificio por la calle de San Bernat colocando unos contendedores en medio del paso para que la posible actuación policial no puede llevarse a cabo con rapidez y comodidad.

ACUSACIONES A COLAU

El colectivo que ha ocupado el edificio, que ha decidido llamarlo C.S.O Mayday (Casal Okupado Auogestionado), ha acusado a la actual alcaldesa, Ada Colau, de haberse “apropiado de las luchas de los barrios para acabar con ellas totalmente”.

En un comunicado que los okupantes han hecho público, acusan el que han llamado Ayuntamiento del cambio de haber provocado con sus políticas un aumento de los procesos de gentrificación del barrio. De la misma manera, los okupas consideran que el gobierno municipal también es responsable del aumento del precio de la vivienda, de las ofensivas policiales contra los que llaman “centros sociales ocupados”.

Los okupas también se muestra contrarios “a la democracia y a las elecciones que los partidos políticos se encargan de disfrazas de libres”.