Barcelona lleva más de tres meses sin recibir turistas internacionales. Poco a poco se van viendo más, pero la ciudad todavía está lejos de alcanzar las disparatadas cifras de personas que venían a la capital catalana a pasar unos días.

Con la ausencia de los viajeros, los más pequeños de la ciudad han decidido campar a sus anchas y bañarse en las fuentes de Barcelona. Como se puede observar en las imágenes, una decena de menores han aprovechado la céntrica fuente de plaza Reial para darse un chapuzón.

"NOS QUEDAMOS"

Los niños han convertido las calles del Gótico en un espacio para realizar actividades, juegos y demás, y los vecinos de la zona están encantados con la idea. Varios usuarios en las redes sociales están apostando por esta decisión bajo el lema “Nos quedamos”.

Muchos de los niños que estos días juegan aquí son conscientes que dentro de pocas semanas una avalancha de turistas les acabará echando de su barrio, pero hasta entonces ellos van disfrutando del centro de la ciudad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.