La Guàrdia Urbana ha desmantelado un centro de venta de drogas que estaba instalado en un piso del barrio de la Barceloneta, en el distrito de Ciutat Vella.

Los efectivos de la policía municipal han entrado en el narcopiso a primera hora de la mañana. El narcopiso estaban siendo vigilado desde hace algún tiempo por agentes de la Guàrdia Urbana, que había detectado la presencia de adictos que acudían al edificio a comprar sus dosis.

La Guàrdia Urbana ha utilizado en esta ocasión a perros de su unidad canina especialmente adiestrados para la detección de drogas, gracias a lo cual ha logrado incautarse de una importante cantidad de droga en el interior del narcopiso.

Esta es la primera vez que la Guàrdia Urbana desmantela un narcopiso en el barrio de la Barcelona desde que comenzó la lucha contra los narcopisos de los vecinos del distrito de Ciutat Vella. Hasta ahora, los narcopisos detectados y desmantelados por las fuerzas policiales se habían concentrado en los barrios del Raval y el Gòtic, aunque se ha empezado a detectar que los narcotraficantes están ampliando su radio de acción y ya han llegado a instalarse en loa alrededores del Mercat de Sant Antoni y en la Barceloneta.