Tres turistas en La Rambla de Barcelona en una imagen de archivo / EUROPA PRESS
Tres turistas en La Rambla de Barcelona en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

Multas de hasta 3.000 euros a los guías turísticos con grupos de más de 15 personas en Ciutat Vella

El Ayuntamiento prohíbe el uso de altavoces y establece sentidos de circulación

Guardar
Periodista
Actualizado: 23/06/2022 13:41 h.

El Ayuntamiento de Barcelona ha publicado este jueves, 23 de junio, el decreto que limita los grupos turísticos en el distrito de Ciutat Vella a un máximo de 15 personas –sin incluir al mismo guía–. Además, prohíbe el uso de altavoces y establece sentidos de circulación de estos grupos turísticos en algunas calles.

Además, el consistorio ha anunciado sanciones de 1.500 euros que podrían llegar a los 3.000 euros en caso de reincidencia.

BUENAS PRÁCTICAS

La entrada en vigor del decreto se prevé dentro de unos treinta días, cuando supere el periodo de exposición pública y de alegaciones.

El concejal del distrito de Ciutat Vella, Jordi Rabassa, ha explicado este jueves que este texto supone el "encaje jurídico para poder aislar" y sancionar a los que no cumplan con el acuerdo de buenas prácticas, y ha apelado a la responsabilidad de los guías.

Jordi Rabassa, concejal de Ciutat Vella / EUROPA PRESS
Jordi Rabassa, concejal de Ciutat Vella / EUROPA PRESS

NÚMERO MÁXIMO DE GRUPOS

El acuerdo también fija un número máximo de grupos en determinados espacios del distrito como son la plaza de Sant Felip Neri (2 grupos), la del Pi (3), la de Isidre Nonell (3) o el paseo del Born (3), entre otros.

"No permitiremos que haya más de un número determinado de grupos turísticos para priorizar la vida vecinal y hacerla compatible con estos usos turísticos", ha sostenido Rabassa, y ha señalado a los guías no oficiales como aquellos que "entorpecen más la vida en los barrios".

Un bus turístico de TMB, que incorporará nuevos puntos de parada / TMB
Un bus turístico de TMB / TMB

'FREE TOURS'

Referido directamente a los Free tours que mueven grandes grupos, ha dicho que se necesita su empatía en el cumplimiento de las buenas prácticas y el respeto a la vida del barrio y ha agregado: "Necesitamos también que el sector no los promocione".

El responsable de Ciutat Vella ha defendido que el decreto cuenta con el previo "consenso con más de 800 guías oficiales que operan en la ciudad de Barcelona", y que además dota al Ayuntamiento de herramientas para poder ir más allá, con agentes cívicos y Guardia Urbana para sancionar a los que no cumplan.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.