ARCHIVADO EN:

Los Mossos d'Esquadra han desalojado un bloque de pisos okupado del barrio del Raval, en el distrito de Ciutat Vella. El edificio se encuentra en el carrer de la Unió número 7, justo al lado de la comisaría de la Guardia Urbana de Barcelona del distrito. 

Desde Endavant Ciutat Vella --organización próxima a la CUP-- denuncian que como mínimo se ha expulsado a una familia con dos niños. Durante la operación policial se han detenido a tres personas, una por un requerimiento previo, otra porque había robado una moto y una tercera porque escondía droga.

Según han informado fuentes policiales, se han desalojado un total de treinta personas que vivían en el edificio okupa. Se ha iniciado hacia las ocho de la mañana por orden judicial y ha culminado sin incidentes hacia las 11.30 horas.

Una vez desalojado el edificio, los Mossos lo han puesto a disposición de la propiedad. 

PEGADO A UNA COMISARÍA

Cabe destacar que el inmueble, de nueva construcción, fue okupado en mayo de este año. El sindicato CSIF denunció que el edificio comunicaba con la comisaría de la Guardia Urbana, situada en el número 43 de la Rambla de Barcelona. En mayo, el sindicato policial alertó que los okupas llegaron a "saltar y merodear por las instalaciones policiales".  

Desde CSIF lo definieron como una "situación de alto riesgo".