Desde este jueves, el barrio del Raval tiene menos 'camellos'. La Guàrdia Urbana y los Mossos d'Esquadra han desmantelado dos pisos ocupados en la calle Sant Pau que funcionaban como puntos de distribución de drogas y, además, han detenido a una persona.

En este caso no se trata de narcopisos, pues no se consumía droga en ellos, sino de pisos donde se vendía droga. La concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, ha enmarcado la actuación policial en el plan de choque contra la venta de drogas en el Raval iniciado hace año y medio y que ha supuesto la intervención en más de 80 pisos.

OFRECÍAN DROGA A LOS TURISTAS

El cuerpo policial ha intervenido cocaína, metanfetamina, marihuana, hachís, LSD, speed, éxtasis y setas alucinógenas. Según una nota de prensa, los ocupantes de estos dos pisos también ofrecían las drogas a los turistas de Barcelona que captaban en calles del centro de la ciudad y les ofrecían las drogas para consumirlas en el interior de los pisos o bien se las suministraban en la misma calle.

Los detenidos pasarán a disposición judicial en las próximas horas, mientras que los agentes han entregado la propiedad a su legítimo propietario.

DOS ENTRADAS SEMANALES

Gala Pin ha resaltado que en estos momentos se producen a la semana una media de dos entradas semanales en pisos del Raval donde se vende droga, y ha felicitado a los cuerpos de seguridad por el trabajo que están llevando a cabo.

La concejal ha destacado que se haya conseguido tapiar el 80 % de de los pisos vacíos en que se ha intervenido o que la propiedad los ponga en alquiler, con lo que se asegura que no volverán a ser ocupados para una actividad ilícita.