El desalojo de un narcopiso que estaba a punto de llevarse a cabo en una calle del distrito de Ciutat Vella ha sido parado por la aparición de miembros de la plataforma antidesahucios. Los vecinos de la zona han denunciado esta actuación que ha impedido que un piso que en lugar de ser usado como vivienda era usado como centro de ventas de drogas haya sido clausurado.

El intento de desalojo y clausura del narcopiso se iba a realizar en la calle Freuxires, justo a lado del mercado de Santa Caterina. La comitiva judicial ha iniciado el procedimiento para llevar a cabo el desalojo cuando han aparecido una veintena de personas que ha empezado a actuar para impedir el desalojo, cosa que finalmente han logrado.

ENFADO VECINAL

Sin embargo, la actuación de los grupos anrtidesahucios no ha sentado nada bien entre los vecinos del barrio y, sobre todo, entre los que viven en la misma calle. La razón es que el piso que se iba a desalojar ha estado denunciado en numerosas ocasiones como un centro de distribución de sustancias estupefacientes y los vecinos quieren que fuera clausurado.

Además, los vecinos denuncian que el piso que iba a ser desalojado no es el único que en ese mismo bloque está ocupado por presuntos delincuentes que, al parece, causan problemas entre los habitantes de la misma calle.

Los vecinos confían que en breve pueda llevarse a cabo el desalojo de la vivienda y no pueden explicar por qué los miembros de la plataforma antidesahucios han evitado la clausura de un narcopiso que está creando, desde hace tiempo, muchos problemas en el barrio.