ARCHIVADO EN:

Las 30 personas desalojadas este viernes por un incendio en un edificio de la plaza del Pedró, en el barrio del Raval, no podrán volver por ahora a sus casas. En el siniestro murió una mujer de 38 años y otras seis personas tuvieron que se atendidas por inhalacion de humo.

El jefe de guardia de los Bomberos de Barcelona, Esteban Angelat, ha confirmado que "la finca no tiene suministros, los bajantes también se quemaron y el ascensor está también inservibles. La finca no es habitable al no tener los servicios básicos operativos. Hasta que no se hayan arreglado, los vecinos no podrán volver", ha explicado Angelat, que no ha puesto fecha a la vuelta de los residentes. 

La noche del viernes al sábado, el Ayuntamiento alojó a 16 de los 30 vecinos desalojados en el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona. Los otros 14 residentes decidieron buscarse alojamiento po su cuenta.

Los bomberos están evaluando los daños del incendio, que en principio sólo ha afectado a los suministros básicos, y no a la estructura, y este sábado han permitido a los vecinos volver a sus pisos para recoger ropa y otras pertenencias. 

El fuego se inició en la segunda planta y se propagó cin mucha virulencia hacia la tercera planta, donde fue controlado. Las llamas provocaron una densa columna de humo que se vió desde distintos puntos de Barcelona.
 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.