El Born se convirtió durante 30 años en un recinto para todo, un espacio multifuncional que albergó conciertos, mítines políticos, ferias, obras de teatro y fiestas variopintas. La exposición fotográfica El Born reivindicat recuerda ahora el periodo comprendido entre 1971 y 2001, cuando el mercado mostró su faceta más camelónica.

Con la inauguración de Mercabarna, el Born dejó de ser en 1971 el centro de distribución de frutas y verduras de Barcelona. El mercado se quedó sin actividad y nadie en el ayuntamiento franquista había planificado qué se haría en el recinto. Ante la pasividad municipal, los vecinos reivindicaron el espacio como propio para convertirlo en un centro de lucha política y en el punto neurálgico de la ciudad.

“Tras cesar su actividad como mercado, el futuro del Born era incierto", explica el historiador Joel Colomer, cocomisario de la exposición El Born reivindicat. "Los vecinos le dieron vida y organizaron infinidad de actividades hasta 2001, cuando se descubrieron los restos arqueológicos", cuenta Colomer. Durante estos 30 años de transición, "el Born recuperó su identidad y pasó de ser una simple sede de intercambio comercial a un centro cultural de referencia".

El Mercat del Born en los años 70 / PÉREZ DE ROZASEl Mercat del Born en los años 70 / PÉREZ DE ROZAS

UNA PLATAFORMA TEATRAL

Assumpta Serna, Sílvia Munt, Juanjo Puigcorbé, La Maña, el Doctor Soler... El Born acogió desde finales de los 70 espectáculos teatrales de toda índole, convirtiéndose en una de las principales plataformas culturales de la ciudad. Obras como Don Juan Tenorio de Mario Gas, representada en 1976, permanecen todavía hoy en día en el imaginario colectivo del barrio.

"Entre las ruedas de prensa del Barça y de Jordi Pujol siempre iba al Born porque pasaba algo interesante", recuerda el veterano fotoperiodista Robert Ramos, cocomisario de la muestra. "Los vecinos descubrieron que este espacio podía ser un lugar de encuentro para la lucha política, pero sobre todo para divertirse y pasarlo en grande".

Music Hall en el mercado del Born protagonizado por 'La Maña' en 1988 / GUILLERMINA PUIGMusic Hall en el mercado del Born protagonizado por 'La Maña' en 1988 / GUILLERMINA PUIG

EL LUGAR DE LOS POLÍTICOS

Con la llegada de la democracia, el Born se convirtió en uno de los recintos favoritos para albergar sus mítines electorales. ¿Por qué? Su amplia capacidad y el hecho de estar cubierto era las razones prácticas, pero a nadie se le escapaba que el mercado era un símbolo de la lucha vecinal. Quien quisiera conquistar votos en Ciutat Vella, tenía que ganárselos desde la tarima del Born.

"Por aquí pasaron todas las formaciones políticas: desde el Partit Comunista o el PSC a Alianza Popular y Convergència i Unió", explica Colomer. "Los políticos eran conscientes de la fuerza vecinal del barrio y muchos de ellos intentaron capitalizar sus acciones reivindicativas".

Actos con Manuel Fraga y Pasqual Maragall / A. OLIVÉ y R. RAMOSManuel Fraga (PP) y Pasqual Maragall (PSC) en el Born / A. OLIVÉ y R. RAMOS

CONCIERTOS, GUATEQUES Y FIESTAS

Con una programación más intensa, el Born podría haber competido sin problemas con los grandes recintos musicales de la ciudad. Durante estos 30 años, la nómina de artistas que actuaron en el antiguo mercado es larga y prestigiosa. Desde Montserrat Caballé o Dyango hasta Nina Simone, Joan Manuel Serrat, Lluís Llach o Pau Riba. Prácticamente cada fin de semana se organizaban además guateques y bailes populares, amenizados, entre otros, por grupos de la talla de la Salseta del Poble Sec o La Plateria.

Baile en una carpa instalada en el Born en 1984 durante la llamada 'Festa Gran', dirigida a las personas mayores / MARCEL·LÍ SÀENZBaile en una carpa instalada en 1984 durante la 'Festa Gran', dirigida a los mayores / MARCEL·LÍ SÀENZ

FERIAS Y EXPOSICIONES VARIOPINTAS

Complementándose con la Fira de Barcelona, el Born acogió durante estos 30 años las ferias consideradas de formato medio y pequeño, pero de gran interés para el público especializado. La Fira del Llibre, el Salón Internacional del Cómic, la Mostra de Teixits, la fira Autoretrato, el Saló de la Moda o la Fira del Disc del Col·leccionista, fundada en 1985 por el mítico Jordi Tardà, son algunas de las más destacadas. 

También fue el escenario de exposiciones de toda índole. La primera en organizarse fue la muestra Roses i Art Floral en 1978. Le siguieron otros grandes montajes como L'obra pública de Catalunya (1982), en las que se explicaban las nuevas infraestructuras impulsadas en democracia, Catalunya, la fàbrica d'Espanya, dedicada a la revolución industrial (1985), y Planeta Esport (1989), enmarcada en el contexto de la Barcelona preolímpica.

Exposición en el antiguo mercado del Born / ROBERT RAMOSExposición en el antiguo mercado del Born / ROBERT RAMOS

DE BIBLIOTECA A CENTRO MUSEOGRÁFICO

A finales de los 90 se inició un debate público sobre el uso definitivo del mercado. ¿Qué debía ser el Born de mayor? Tras mucho ruido político y vecinal se decidió finalmente adecuar el recinto para ubicar la Bilbioteca Provincial de Barcelona, una reivindicación histórica de la ciudad. Al inicio de las obras, sin embargo, se encontraron restos arqueológicos del siglo XVII y XVIII.

Tras un intensa polémica entre el mundo académico y político, la Generalitat declaró en 2006 el edificio como bien cultural de interés nacional, pero no fue hasta principios de 2011 cuando empezaron la obras de restauración. Dos años después y coincidiendo con la Diada de Catalunya, en 2013 se inauguraba finalmente el Born como centro museográfico, convirtiéndose en un emblema de la Barcelona reprimida en 1714.

Una bala de cañón encontrada en el Born durante las obras de recuperación arqueológica / ROBERT RAMOSUna bala de cañón encontrada en el Born durante las obras de recuperación arqueológica / ROBERT RAMOS

HASTA EL 26 DE NOVIEMBRE

La exposición El Born reivindicat (1971-2001) es gratuita y está abierta al público hasta el 26 de noviembre, en el Espai Sebastià Dalmau del antiguo mercado. El próximo 28 de octubre tendrá lugar un programa de actividades para reivindicar los movimientos vecinales que en los 70 sacaron al Born del ostracismo para convertirlo en lo que es hoy: un centro de referencia para la ciudad.

La exposición 'El Born Reivindicat', abierta hasta el 26 de noviembre / AMLa exposición 'El Born reivindicat', en el Espai Sebastià Dalmau del Mercat del Born / AM

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.