ARCHIVADO EN:

El gobierno de Ada Colau, los comuns, no deja de sorprender. La última idea, en este caso algo marciana, que ha puesto sobre la mesa es ubicar en el solar de la antigua capilla de la Misericordia el nuevo Centro de Atención Primaria (CAP) del Raval-Nord. Las intenciones municipales colisionan con el plan del Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA) de abrir un nuevo edificio para su colección permanente en la parcela en el que se encuentra el oratorio.

En 2013, tiempos del alcalde Xavier Trias, el equipamiento religioso en desuso se cedió al MACBA para su ampliación. Ahora, la decisión se quiere revertir. Sin embargo, el MACBA es un consorcio del que forman parte Ayuntamiento, Generalitat, Ministerio de Cultura y la Fundación Museu d’Art Contemporani de Barcelona. Fuentes del museo defienden que el solar es propiedad del MACBA y que la decisión de quitárselo no la puede tomar únicamente el Ayuntamiento. La nueva consellera de Cultura, Laura Borràs, ya se ha mostrado contraria.    

La noticia, avanzada por La Vanguardia, ha cogido por sorpresa a los responsables del museo. La decisión de destinar la parcela de capilla a usos médicos no está tomada al 100%, pero la voluntad de los comuns es seguir adelante con los planes e intentar encontrar las complicidades necesarias. El actual CAP, en la calle de Torres i Amat, se ha quedado pequeño y los profesionales médicos no pueden trabajar en condiciones. 

"EL GOBIERNO DE LAS OCURRENCIAS"

Esta idea surrealista de los comuns se tratará la próxima semana en la comisión de Derechos Sociales, Cultura y Deportes. La regidora de Ciutadans, Marilén Barceló, pedirá la comparecencia de la persona responsable del gobierno municipal para que de explicaciones sobre la intención de Colau de construir en la capilla el nuevo CAP y romper el acuerdo del pleno de 2013 de destinar el espacio a la ampliación del MACBA. Posteriormente, la ampliación del museo fue aprobada en octubre 2017 de forma unánime por el consejo general del museo.

Barceló, que define a Colau y a su séquito como "el gobierno de las ocurrencias", entiende la necesidad de abrir un nuevo CAP, pero opina que hay más sitios. "¡Qué lo busquen!", dice. El MACBA necesita ampliarse. Tiene más de 6.000 obras en exposición. "Lo que no se puede hacer es enfrentar a la cultura con la salud", denuncia la regidora de Ciutadans. 

El gobierno municipal se muestra crítico porque en cinco años, el MACBA no ha presentado ningún proyecto arquitectónico. Desde el MACBA se discrepa de este punto de vista y se asegura que existe un proyecto estratégico muy pensado para que la ampliación esté lista en 2022. El edificio previsto en el solar de la capilla, de la que únicamente se conservaría una parte, es de tres plantas. En total se ganarían casi 3.000 metros cuadrados para exposiciones que se sumarían a los 4.000 actuales.