ARCHIVADO EN:

La capilla de la Misericòrdia seguirá por ahora en manos del Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA). El gobierno de Ada Colau ha decidido retirar del pleno municipal el punto del orden día de revocar la cesión del espacio al MACBA que el mismo Consejo Plenario aprobó en 2013, con Xavier Trias como alcalde, para la ampliación del museo. La decisión de Colau, expuesta por la regidora de Gala Pin, se ha tomado un día después de que la Generalitat y la Diputación de Barcelona propusieran un nuevo terreno para ubicar el CAP Raval Nord. Se trata de un solar propiedad del Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) que está junto al MACBA. La intención de Colau era que el nuevo CAP se construyera en la capilla de la Misericòrdia

La mayoría de los grupos de la oposición han pedido al gobierno municipal que retirara del orden del día la intención de revocar la cesión al MACBA. Sin embargo, Pin no ha accedido hasta la última de sus intervenciones, cuando ya ha visto que iba a perder la votación. La regidora ha mostrado su "desconfianza" al nuevo espacio propuesto por la Diputación y la Generalitat, del que ha dicho que ha aparecido por arte de magia, pero se ha mostrado dispuesta a estudiar el nuevo emplazamiento.

SIN COMPROMISO DE LA OPOSICIÓN

Pin ha pedido a los grupos municipales que se comprometan a revocar la cesión al MACBA en caso de que el nuevo emplazamiento no sea viable. Sin embargo, únicamente ERC ha aceptado la propuesta de los comuns. Hace dos semanas, la mayoría de la oposición ya se opuso en comisión municipal a revocar la cesión al MACBA para que este espacio albergara el nuevo CAP. En caso de que la revocación se hubiera votado este marzo y no hubiera sido aprobada, el gobierno municipal ya no hubiera tenido ocasión de volver a presentarla en un pleno este mandato. Con la retirada, los comuns dejan la puerta abierta a recuperar el tema en el pleno de abril. 

PROTESTAS DE LOS VECINOS

Las intervenciones de los grupos municipales sobre el CAP y el MACBA se han tenido que paralizar en diferentes ocasiones por las protestas de unos vecinos partidarios de ubicar el CAP en la capilla de la Misericòrdia. Las protestas han coincidido con la intervención de la regidora de Ciutadans, Carina Mejías. "La sanidad pública es lo primero, pero insisten en enfrentar a cultura y salud", ha subrayado Mejías, que ha acusado a Pin de hacer electoralismo y populismo. El Raval espera un nuevo CAP desde hace 13 años y hasta ahora ningún gobierno ni Administración ha sido capaz de desencallar el problema. 

Desde ERC, el regidor Jordi Coronas ha defendido el nuevo espacio propuesto por la Diputación y la Generalitat, lo que se traduce como un acuerdo entre ERC y PDeCAT. Coronas ha expresado la necesidad de que el nuevo CAP del Raval pueda ser una realidad el próximo año.

ESPECTÁCULO LAMENTABLE

El presidente del grupo municipal del PSC, Jaume Collboni, ha lamentado que el nuevo emplazamiento no se propusiera hace tres o seis meses y que se haya esperado a que faltaran 24 horas para que la revocación de la cesión al MACBA de la Capilla de la Misericòrdia se votara en el pleno. En opinión de Collboni, los últimos meses las administraciones han dado un espectáculo lamentable y ha acusado a Generalitat y Ayuntamiento de anteponer el enfrentamiento a la solución.

Desde la CUP, Eulàlia Reguant se ha mostrado partidaria de rescindir el acuerdo con el MACBA y a partir de aquí hacer una planificación de los equipamientos que el barrio del Raval necesita.

Este jueves, el alcaldable Manuel Valls apoyó que la ampliación del MACBA se ejecute en la capilla de la Misericòrdia y acusó a Colau de querer desviar la atención de otros temas en los que ha fracasado, como vivienda y seguridad.