Un joya arquitectónica de la Barceloneta se encuentra abandonada y en muy mal estado de conservación. Se trata del arco de entrada a la antigua fábrica de La Maquinista Terrestre y Marítima (en el que se puede leer el nombre de la empresa), un símbolo del pasado industrial del barrio marinero de mediados del siglo XIX, recoge la página web Pobles de Catalunya [ver aquí].

La denuncia la hace la asociación de vecinos de la Barceloneta. El vicepresidente Manel Martínez explica que los trabajos de restauración estaban previstos para este julio, pero que se han retrasado hasta septiembre por "demora en los trámites del área de Cultura" del Ayuntamiento. En un hilo en Twitter, la entidad alerta que "tanta burocracia no haga perder un monumento tan significativo en la historia de la Barceloneta". 

RIESGO DE DESPRENDIMIENTOS

Según el representante vecinal, el arco se tenía que haber restaurado hace meses. "Tiene grietas", explica Martínez. Ante el riesgo que se produjera algún desprendimiento, el Ayuntamiento valló la zona, pero hay gente que ha apartado los bloques de hormigón para pasar, añade. Tras el desmantelamiento de la fábrica, los terrenos fueron comprados por el consistorio, que los destinó a pisos y centros educativos. Martínez subraya que el problema es la "falta de mantenimiento".

El arco de la Barceloneta, desde el interior de La Maquinista / METRÓPOLI - JS
El arco de la Barceloneta, desde el interior de La Maquinista / METRÓPOLI - JS

Para Martínez, el abandono del arco de La Maquinista, es un ejemplo más de cómo se encuentra el barrio. "Todo está igual. Las infraestructuras del barrio están muy dejadas". También, la limpieza. Metrópoli publicó hace unos días un extenso reportaje sobre la suciedad de la Barceloneta, alguna de ella derivada del incivismo y de los botellones: orines, botellas rotas... a las que se unen contenedores a rebosar. El mal olor es habitual y también hay plagas de cucarachas y ratas.

DERRIBADA EN 1979

La Maquinista Marítima y Terrestre se dedicaba a la construcción de maquinaria pesada. Constituida en 1855, la empresa llegó a Barceloneta en 1861. La fábrica fue desmantelada en 1965 y derribada en su totalidad en 1979, recoge Pobles de Catalunya. Las viviendas y equipamientos escolares fueron proyectados por el despacho de arquitectos Martorell-Bohigas-Mackay. El recinto conserva otros elementos del pasado industrial, como las arcadas del instituto Narcís Monturiol. 

La zona del arco de la Barceloneta / METRÓPOLI - JS
La zona del arco de la Barceloneta / METRÓPOLI - JS

La fábrica de la Barceloneta llegó a tener unos 1.200 trabajadores y ocupaba unos terrenos de 17.000 metros cuadrados. En 1917, La Maquinista puso en marcha otras instalaciones en Sant Andreu, junto al actual centro comercial, que desaparecieron en 1993.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.