La regidora del PDeCAT en el Ayuntamiento de Barcelona Mercè Homs ha criticado duramente la política que ha llevado a cabo el equipo de Gobierno de Ada Colau en la lucha contra los narcopisos. Según Homs, el equipo de la alcaldesa no ha sabido luchar contra los narcopisos, y ahora el problema se le ha ido de las manos: "Ya dijimos que Ada Colau había perdido el barrio del Raval, y ahora están perdiendo también el Gòtic. Y esto es algo que no podemos permitirnos y reclamamos a la alcaldesa y a Gala Pin que hagan algo al respecto”.

La denuncian de la regidora del PDeCAT ha estado motivada tras haberse detectado la presencia de varios narcopisos en el barrio Gòtic, situación que hasta hace poco solo se daba en el barrio colindante del Raval. Sin embargo, los traficantes han optado por extender sus redes a otros barrios aprovechando la llegada del buen tiempo y la entrada masiva de turistas. “Denunciamos la presencia de narcopisos en el barrio Gòtic”, ha dicho Homs en una rueda de prensa que ha realizado en la plaza Traginers, en el mismo barrio.

Merçè Homs considera que la presencia de los narcopisos en el Gòtic va a aportar “inseguridad en la zona. Además de que el consuno y la venta de drogar vuelve al barrio y vuelve a haber jeringuillas en la calle. Esto es lo que aseguran los vecinos y los comerciantes”.

En su denuncia, la regidora asegura que no solo hay narcopisos en la zona, sino que también se ha detectado la presencia de traficantes en algunos locales del barrio y algunos vecinos de la zona aseguran que en determinados clubs cannábicos se están utilizando para este tipo de tráfico de drogas, además de que la existencia de grupos de captadores que atraen la atención de los potenciales clientes en la calle.

DEMASIADO TARDE

Homs ha asegurado que la actual situación de los narcopisos en el Raval no debe reproducirse en el Gòtic y que para eso hace falta una actuación contundente de las administraciones. “Estamos a tiempo para que el fenómeno no se salga de madre. Hace falta acción y, sobre todo, que el gobierno municipal envíe un mensaje claro y contundente de que en Barcelona no caben este tipo de actividades, ni en el Raval, ni en el Gòtic, ni en Cituat Vella ni en ningún otro lado. Debe haber tolerancia cero en el consumo y la venta de drogas tanto en la calle como en los narcopisos”.

Además, considera que las acciones que se han hecho hasta ahora han sido insuficientes, aparte de que han llegado demasiado tarde: “Se han llevado a cabo acciones, pero se han hecho demasiado tarde, cuando el fenómeno ya se ha extendido demasiado. Por eso los vecinos tienen la sensación de que no se está haciendo nada”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.