Tras 13 años de espera, y si no se produce un nuevo retraso, en junio de 2022 se empezará a ejecutar la reforma de vía Laietana. La propuesta prevé, a grandes rasgos, pacificar esta arteria que une la plaza de Urquinaona con el paseo de Colom. La remodelación genera bastante consenso entre vecinos y comerciantes, pero no gusta a ciclistas ni taxistas. El coste de la reforma rondará los 33 millones de euros.

El presidente de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de Via LaietanaDavid González, explica que la calle tiene una alta densidad de tráfico y que la prioridad del proyecto es ampliar las aceras, hasta los 4,05 metros, para dar prioridad al peatón. "Desde la plaza de Antoni Maura hacia el mar hay tramos en los que las aceras tienen menos de dos metros. Es un tema de seguridad y de prioridad vecinal y comercial". Vía Laietana tiene ahora unos 20 metros de ancho en su totalidad. Para González el resto de usos se tienen que adaptar a la ampliación de las aceras.

VETO AL VEHÍCULO PRIVADO DE SUBIDA

La propuesta pactada permitirá a los vehículos privados bajar por vía Laietana a 30 kilómetros por hora. El carril estará situado en el centro junto al que se habilitará para el transporte público y las bicicletas, también en sentido descendente. De subida, se vetará la circulación al vehículo privado. Solo los vecinos podrán usar el carril bus-taxi existente, así como aquellos ciudadanos que vayan a comprar por la zona -por ejemplo al mercado de Santa Caterina- y quieran hacer uso de los aparcamientos subterráneos. De subida, los ciclistas sí que tendrán un carril exclusivo pegado a la acera. 

Diseño de los carriles de vía Laietana
Diseño de los carriles de vía Laietana

Una de las preocupaciones que había en la Barceloneta es que con la reforma de vía Laietana el barrio marinero quedara aislado para los vecinos. Según el vicepresidente de la asociación de vecinos de la Barceloneta, Manel Martínez, se ha evitado, y el tráfico de subida estará permitido a los residentes de la zona de influencia, esto es a los barrios del Gòtic, la propia Barceloneta y Sant Pere, Santa Caterina i La Ribera. El representante vecinal explica que la intención del Ayuntamiento es instalar un lector de matrículas. González añade que es para evitar que se use vía Laietana de forma generalizada para ir hasta el centro sin parar en la zona comercial.

50.000 VEHÍCULOS DIARIOS

Actualmente, por vía Laietana pasan a diario unos 50.000 vehículos, de los que el 80% lo hacen para coger la ronda del Litoral, apunta el dirigente vecinal de la Barceloneta. Martínez critica que no se ha hecho un estudio correcto para la disminución del tráfico y opina que en momentos del día la calle podrá colapsar. El vicepresidente de la entidad vecinal subraya que hay que buscar otras vías para aquellos conductores que se dirijan a la ronda y cree que una posibilidad es la calle de la Marina. De subida, está previsto que el tráfico rodado vaya hacia los paseos de Lluís Companys y Picasso y la calle de Pujades.

Diseño de la futura vía Laietana / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Diseño de la futura vía Laietana / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

La reforma prevé que, de bajada, los ciclistas compartan el carril con buses y taxis. De subida, el carril será exclusivo y pegado a la acera, pero tendrá el problema de que los vehículos de TMB podrán invadir la vía ciclista en las paradas. La solución planteada por el Ayuntamiento no gusta a los ciclistas"El consistorio no ha hecho caso del proceso participativo. Vuelve a perder una oportunidad de oro para reducir al máximo la presencia del vehículo privado en vía Laietana. No prioriza la bicicleta y no le da seguridad. No es una buena solución para nadie, Janet Sanz", ha escrito el Bicicleta Club Catalunya (BACC) en Twitter.

EL CARRIL BUS-TAXI-BICI, UNA "BARBARIDAD"

Albert Garcia, portavoz de Amics de la Bici, sostiene que un carril de bajada compartido con bus o taxi es una "barbaridad". Considera que en Creu Coberta, donde ya está operativo, "no ha funcionado tal como se ha planteado". En el caso de vía Laietana, cree que será más peligroso por la velocidad a la que bajarán los vehículos. "Con el número de paradas que tiene el bus, lo atraparemos enseguida y tendremos que invadir el carril de 30 km/h de los coches privados. Y dudo mucho que los vehículos privados vayan a esa velocidad si en el carril no se coloca ningún cojín berlinés".

De subida, añade, teme que se puedan producir accidentes cuando los bus invadan el carril bici. "No hay respeto por la bicicleta". García opina que la avenida debería ser una calle únicamente para bicicletas, peatones y transporte público. Y no cree que la reforma planteada sea amable con el transeúnte, que seguirá teniendo "un entorno hostil" y los vehículos privados seguirán gozando del privilegio de disponer de un carril directo de bajada hasta el puerto.

Una acera ensanchada de la futura vía Laietana / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Una acera ensanchada de la futura vía Laietana / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

CONSENSO

El presidente de los vecinos y comerciantes de vía Laietana asegura que no ha sido posible hacer un carril bici segregado de subida y de bajada porque hubiera ido en detrimento de la anchura de las aceras, que como mucho habrían tenido 3,70 metros. Cree que los ciclistas perfectamente pueden compartir el carril de bajada con el transporte público y defiende que la propuesta sale adelante con mucho consenso. González destaca que con la reforma, la velocidad y el uso del coche se reducirá de forma considerable y valora "el esfuerzo" hecho por el Ayuntamiento. González espera que la remodelación no acumule más retrasos.

Tito Álvarez, portavoz del sindicato mayoritario de taxistas Élite Taxi, dice que a ellos nadie les ha preguntado. "Ha faltado comunicación". Álvarez añade que todo lo que sea reducir el tráfico privado es beneficioso, pero ve muy peligroso que taxis, buses y bicis compartan el mismo carril. "Es una locura". También critica que con la remodelación la parada de taxis de Antoni Maura desaparecerá, lo que será muy perjudicial para los usuarios, y alerta de lo complicado que será que puedan parar para recoger clientes de subida si tienen que invadir el carril bici. "Nosotros vemos lo que pasa en la ciudad y se cometen muchas barbaridades. Creo que habrían tenido que pedir la opinión de los profesionales del volante". 

La previsión es que las obras se puedan iniciar en junio de 2022 y se prolonguen unos dos o tres años, añade González. La reforma se hára por fases y probablemente se empezará por el tramo norte, entre Urquinaona y Antoni Maura. Para Manel Martínez, de la Barceloneta, la remodelación tiene que ir acompañada de una transformación de la plaza de Urquinaona, que se tiene que empezar a trabajar en los primeros estadios. Martínez asegura que en el proceso participativo también propuso reabrir la parada de metro de Correus, ahora cerrada, para potenciar el sur de la arteria y descongestionar la parada de la Barceloneta, colapsada algunos meses del año. 

PACTO ENGRE GOBIERNO Y ERC

A nivel político, la remodelación ha sido pactada por Barcelona en Comú, PSC y ERC. Junto a los cambios de movilidad planteados, la reforma incorpora cuatro grandes zonas, que corresponden a las cuatro grandes plazas de vía Laietana, donde se facilitará la conexión con los peatones. Uno de los cambios principales será la desaparición de la rotonda de Antoni Maura, a la altura del mercado de Santa Caterina y de la Catedral de Barcelona. En su lugar se construirá una gran plaza. También se renovará la plaza de Idrisssa Diallo (antes de Antonio López) junto al edificio de Correos, en la parte baja de vía Laietana. 

"Nos mostramos satisfechos con el resultado del proyecto. La reforma de la Via Laietana es una larga e histórica reivindicación vecinal. En ERC la atendimos haciendo un proceso participativo con los vecinos y comerciantes del ámbito para acabar definiendo un proyecto que está reflejado en nuestro programa", afirma el concejal de ERC Jordi Coronas. “La movilidad y la accesibilidad son las piezas fundamentales del proyecto", agrega. 

Render de una futura plaza de vía Laietana / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Render de una futura plaza de vía Laietana / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

CRÍTICAS DE JUNTSXCAT

En cambio, el edil de JuntsxCat Jordi Martí Galbís ha criticado que la reforma planteada por Colau y sus "socios preferentes" se hace de espaldas a las necesidades de los vecinos, a los comercios de la zona y al mercado de Santa Caterina, y aísla más a la Barceloneta. Martí considera que quitar espacio al coche comportará más colapso en el Paral·lel, el paseo de Lluís Companys y el paseo de Sant Joan

Los antiguos socios de JuntsxCat, el PDeCAT valoran positivamente que se haya desencallado la reforma. "Vía Laietana debe dejar de ser una de las calles más grises y contaminadas de Barcelona, debe reconectar el Gòtic y el casco antiguo y debe ganar verde. Es una calle central y emblemática de la ciudad, y esperamos que el urbanismo esté en armonía con el entorno", subraya el partido en Twitter. "El protagonista de la nueva Vía Laietana debe ser el peatón. Se podrían haber conseguido unas aceras más anchas sin carril bici y redirigiendo a las bicicletas por el interior del Gòtic y del casco antiguo, ya que la mayor parte de las calles están pacificadas".

Un bus de TMB pasa junto al carril peatonal en calzada de Via Laietana, vacío / METRÓPOLI ABIERTA - JORDI SUBIRANA
Un bus de TMB pasa junto al carril peatonal en calzada de Via Laietana, vacío / METRÓPOLI - JORDI SUBIRANA

La remodelación pondrá fin a una de las aberraciones más importantes del urbanismo táctico de Colau: el carril peatonal de vía Laietana en calzada, que ahora solo es utilizado por patinetes y bicis. En distintas ocasiones, el presidente de la asociación de vecinos y comerciantes ha recordado que se han producido accidentes. Al PSC, socio de gobierno de Colau, no le gusta nada.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.