Finalmente, el hotel de lujo que la cadena Praktik quería levantar en un solar del barrio del Raval, junto a Drassanes, no se hará y en su lugar los propietarios quieren construir una residencia de estudiantes.

Los promotores han solicitado al Ayuntamiento una nueva licencia para hacer en el terreno la citada residencia, han confirmado fuentes del Ayuntamiento de Barcelona. En 2017, el consistorio denegó los permisos para construir el hotel. Una parte del vecindario se oponía a él.

NUEVE PLANTAS CON HABITACIONES

Los nuevos usos del solar han sido avanzado por el diario Ara y, según el Ayuntamiento, se ajustan a la legalidad vigente. El equipamiento tendrá capacidad para unos 350 estudiantes y se levantará en paralelo a la calle del Cid. El edificio dispondrá de nueve plantas con habitaciones y dos plantas subterráneas para aparcamientos.

En 2017, el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) tumbó el plan de usos de Ciutat Vella que ideó el gobierno de Xavier Trias. Y la alcaldesa Ada Colau​ aprovechó el varapalo judicial para paralizar el proyecto del hotel de lujo.

LA JUSTICIA, DEL LADO DEL AYUNTAMIENTO 

La cadena Praktik presentó un recurso ante el Tribunal Supremo, pero no fue admitido a trámite. La justicia también archivó la denuncia por prevaricación contra la teniente de alcaldía Janet Sanz.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.