ARCHIVADO EN:

La reforma de la Via Laietana es uno de aquellos proyectos que se arrastran de un mandato tras otro sin que nunca llegue a ejecutarse. A la enésima podría ser la vencida. O, al menos, esa es la intención del Ayuntamiento de Barcelona, que ahora baraja acometer las obras a finales de 2020. El actual mandato acabará sin que la piqueta entre en la céntrica calle, pero al menos ha culminado el largo proceso participativo que ha puesto sobre la mesa dos propuestas. Ambas coinciden que las aceras se ensancharán y se reducirá el tráfico.  

De los dos dibujos que se han puesto sobre la mesa para redefinir Via Laietana uno propone construir aceras de 3,7 metros y un carril bici segregado en cada lado de 1,6 metros de ancho, mientras que el segundo apuesta por espacios para los peatones de 4,15 metros, casi el doble del que hay en la actualidad. Esta idea hace que los peatones sean los grandes beneficiarios, pero solo permitirá carril bici de subida. 

Vista aérea de cómo puede quedar Via Laietana tras la reforma / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Vista aérea de cómo puede quedar Via Laietana tras la reforma / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

30 KM POR HORA

Ambos proyectos se inclinan por dos carriles de circulación de bajada. Uno de ellos es para buses y taxis y el otro tendrá limitada la velocidad a 30 kilómetros por hora. De subida, el tráfico todavía se restringe más y solo habrá un carril para buses, taxis y vecinos. La conclusión es que se eliminará un carril por sentido y la circulación hacia la plaza de Urquinaona no estará permitida a los vehículos en general.

La intención del gobierno municipal es elegir entre uno de los dos proyectos antes de las elecciones. Para ello, se está llevando a cabo un estudio de movilidad que deber concretar la circulación que tiene la calle, así como el número de vehículos que está de paso o tiene como destino un punto de Ciutat Vella. Tras la reforma, el tráfico que ahora asume Via Laietana se tendrá que desviar hacia el paseo de Lluís Companys, la calle de Maria, la ronda de Sant Pau o la ronda del Litoral.