Las drogas, en la pantalla, molan. Netflix lo sabe y, después de su gran éxito internacional con Narcos y la –sobadísima– figura de Pablo Escobar, ahora se centra en España para producir –con Weekend StudioHache, una serie cuya primera temporada constará de ocho capítulos de una hora de duración cada uno.

Hache, “h” de heroína, tiene un punto en común con la película de Adolfo Aristarain, Martín (Hache): las drogas. Aunque en este caso, la historia (basada en hechos reales) está ambientada en la Barcelona de los años 60. Los protagonistas –Adriana Ugarte y Javier Rey– se moverán en este entorno de narcotráfico, peleas, suciedad, delincuencia –en especial en la zona del Raval– para llevar a cabo sus trapicheos.

“Somos grandes admiradores del trabajo de Adriana y Javier, y no podríamos estar más emocionados de verlos en una serie original de Netflix", dijo Erik Barmack, vicepresidente de International Originals en Netflix. "El mundo que Tomás y Jorge han creado es único, fresco y atractivo para todo el mundo. Estamos listos para agregar Hache a nuestra creciente lista de series en español destinadas a una audiencia global”, agregó recordando que se estrenará en más de 190 países.

Adriana Ugarte y Javier Rey, juntos en 'Hache' | NETFLIX
Adriana Ugarte y Javier Rey, juntos en 'Hache' | NETFLIX

LA BARCELONA DE LOS AÑOS 60... ¿O LA DE HOY?

La serie, que se estrenará en 2019, llega justo en un momento delicado para la ciudad. El narcotráfico se ha aposentado en el distrito de Ciutat Vella y los puntos de venta de droga no paran de aumentar. Tampoco las peleas en las calles, que se han vuelto una constante. Los vecinos, esperanzados –al principio– con la gestión de la actual alcaldesa Ada Colau, están hoy devastados.

La inseguridad se palpa en cada esquina y algunas zonas del distrito, como la calle d'en Roca, se han vuelto prohibitivas. Es imposible pasear por ahí sin pasar miedo. Las cifras no dejan lugar a dudas. El Raval es el barrio de Ciutat Vella más afectado por la delincuencia, según ha determinado el Barómetro de Criminalidad del Ministerio del Interior de España. Tal como indican, los robos y hurtos se han incrementado más de un 20 %, en números redondos. El delito que más crece de todos es el de hurtos: se ha pasado de 19.573 a 24.561.

El Ayuntamiento reconoce que la tendencia va al alza y se defiende asegurando que este año han destinado 56 agentes más de la Guàrdia Urbana. Que la serie Hache llegue justo en este momento es (casi) una ironía punzante: una cruda indirecta. Aun así, la veremos: al fin y al cabo, las drogas, en la pantalla, molan.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.