Los vecinos del Raval llevaban dos años denunciando un significativo aumento del tráfico de drogas y delincuencia en el barrio. Durante estos dos años, los Mossos d'Esquadra y la Guàrdia Urbana han realizado operaciones contra puntos de venta concretos, pero hasta este lunes no se había realizado ninguna redada importante.

Finalmente, las súplicas de los vecinos han sido escuchadas y el Raval ha sido invadido por la policía catalana. 700 agentes de los Mossos d'Esquadra y 150 de la Guàrdia Urbana han participado en un dispositivo contra la venta de droga, que se ha extendido también a otras zonas de Barcelona como Poble Sec o Nou Barris y otros municipios del Área Metropolitana como Esplugues de Llobregat, Badalona y L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

BANDA DOMINICANA

Según los últimos datos facilitados por los Mossos, se han producido 55 detenciones en 40 registros, vinculados con una red de distribución de heroína, cuyos miembros son mayoritariamente de origen dominicano.

La operación se ha iniciado minutos antes de las 7 de la mañana, con la entrada en 27 narcopisos y otras 13 viviendas, en los que supuestamente vivían los responsables de esta organización liderada por dominicanos, según la policía catalana. La participación de un helicóptero de los Mossos d'Esquadra ha sorprendido a muchos vecinos que no sabían que se estaba produciendo la redada.

CALLES AFECTADAS

El Juzgado de Instrucción 27 de Barcelona ha dirigido la operación, en la que se han producido registros en la calle de la Cera, Sant Climent, Carretes, Santa Margarida y otras calles colindantes a Rambla del Raval.

La intendente subjefe de la División de Investigación Criminal (Dic) de los Mossos, Marta Fernández, ha explicado a los medios que la investigación arrancó en abril liderada por la Dic, que ha contado con el apoyo de la unidad de investigación de Ciutat Vella y la Guàrdia Urbana.

Los narcopisos desmantelados presentaban unas pésimas condiciones de higiene y salubridad y se han encontrado en ellos a muchos toxicómanos, según fuentes de la operación.

PRECINTO DE NARCOPISOS

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) en un comunicado, una vez hecho el registros de los narcopisos se procederá a su precinto y cierre. Es por ello que han participado 40 letrados de la administración de justicia con el fin de poder hacer los registros de forma simultánea, y la causa está abierta por los delitos contra la salud pública y organización criminal.

De hecho, uno de los locales en los que han entrado los agentes pertenece a una entidad bancaria que lleva dos años sin poder utilizarlo por culpa de ocupaciones ilegales. El inmueble, ubicado en el número 18 de la calle Sant Climent se ha devuelto a su propietario y el procurador ha explicado a los medios que el inmueble, que tenía destrozos, había sido ocupado "de una patada en la puerta".