La calle Vistalegre del Raval, donde se encuentra la última narcofinca  / LUIS MIGUEL AÑÓN (MA)
La calle Vistalegre del Raval, donde se encuentra la última narcofinca / LUIS MIGUEL AÑÓN (MA)

Los traficantes de la última narcofinca del Raval se reactivan desde otro piso okupado

Los vecinos denuncian un nuevo punto de venta de droga en unos bajos de la calle Vistalegre

Guardar
Actualizado: 11/08/2022 17:37 h.

El 23 de febrero de 2021 un gran operativo de la Guardia Urbana ponía fin a la última narcofinca del Raval. El negro y largo historial que rodeó  al número 14 de la calle Príncep de Viana incluye un homicidio, sobredosis mortales y abusos sexuales. Un año y medio después, algunos de aquellos traficantes vuelven a vender droga desde otro punto del barrio. Fuentes vecinales confirman que han okupado los bajos de un piso en la calle Vistalegre. Los primeros conflictos en forma de peleas han provocado, al menos, dos intervenciones policiales. Una de ellas ocurrió tras una presunta agresión sexual denunciada por una mujer el pasado 26 de junio.

De día, el continuo trajín de los consumidores que entran y salen de la finca del número 26 revela la presencia de trapicheo. Las peleas y discusiones ocurren generalmente de noche. “Primer pensé que se dedicaban a la chatarra, pero luego me di cuenta que no paraba de entrar y salir gente”, comenta Raquel (nombre ficticio), una vecina del barrio. Tras varias intervenciones policiales en este edificio, los ocupantes mantienen un perfil bajo “Están más respetuosos. Han puesto hasta una cortina. El otro día uno de sus perros orinó enfrente de un edificio y limpiaron el suelo con agua”, sigue la mujer.

CASO JUDICIALIZADO

La vivienda es un bajo con una planta superior. Pertenece a una familia barcelonesa que pretendía venderla después de la muerte de sus padres. Estaba vacío desde hace, aproximadamente, un año, según los vecinos. Dos de los individuos que lo habitan proceden de la narcofinca de Príncep de Viana. Lo confirman las mismas fuentes vecinales, que conocieron de primera mano el infierno sufrieron los vecinos. 

Un portavoz de los Mossos d'Esquadra informa que el caso de este nuevo punto de venta de droga en el Raval está judicializado. La policía realiza dispositivos habituales contra el tráfico de drogas. 

AGRESIÓN SEXUAL

Los vecinos relatan que en el piso se ha producido una "violación". Se refieren a una presunta agresión sexual que se encuentra bajo investigación de la policía catalana. La denuncia la tramitó la Guardia Urbana que atendió a la víctima, una mujer que habría acudido al piso a comprar sustancias estupefacientes, según las mismas fuentes del barrio. 

La calle Vistalegre está habitada por personas mayores y vecinos recién llegados. Predomina el temor entre ellos al ser consultados por las presuntas actividades delictivas de este local. Desde el Raval advierten que los ocupantes pueden llegar a ser muy violentos y recuerdan los numerosos episodios que protagonizaron desde la que se conoció como la última narcofinca del barrio de Ciutat Vella. En una reunión con los residentes de este punto del distrito los Mossos les pidió "paciencia" para que la investigación siguiera su curso. 

PALIZAS Y ABUSOS

Los encargados de gestionar ese edificio propinaban palizas y abusaban de otras personas que, o bien habitaban en esta infravivienda, o acudían a comprar su dosis. Durante meses, un vecino grabó algunos de estos episodios que este medio recogió en un artículo publicado en enero de 2021. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.