ARCHIVADO EN:

Que los vecinos del Raval están muy hartos de los problemas de suciedad con la que tienen que convivir en el barrio no es nuevo. Estos problemas se agudizan con la llegada del buen tiempo, que provoca además un crecimiento desmesurado de los insectos que acaban por martirizar a los vecinos.

Por eso no es de extrañar que algunos vecinos hayan decidido pasar a la acción y dejar en evidencia a la regidora del distrito, Gala Pin, hartos de sufrir la presencia de cucarachas en sus viviendas por la falta de respuesta de los responsables del Ayuntamiento.

Por eso, en el pasado Consell de Districte de Ciutat Vella, un vecino se personó en el salón del pleno y depositó en la mesa de la regidora un bote repleto de las cucarachas que había podido recoger en el edificio en el que vive en la calle Nou de la Rambla. La regidora quedó sorprendida y apartó el bote de su lado, que inmediatamente fue retirado por uno de los miembros de su grupo municipal.

RECLAMACIONES

El vecino protagonista del hecho, que repartió un escrito entre los representantes de los partidos políticos, ha asegurado que su actuación estuvo motivada por la indignación que sufren en el barrio por la ausencia de respuesta de la administración municipal a su quejas de insalubridad en las calles. “Estamos hartos de vivir rodeados de suciedad, cucarachas y mosquitos”, afirma José de Azevedo, el vecino que protagonizó el hecho. “En esta época del año ni siquiera podemos abrir las ventanas por la cantidad de mosquitos que hay. Y todo ello es producto de la dejadez del Ayuntamiento, que permite que la basura se acumule en la calle. Hay aparecen las miles de cucarachas que se menten por todas partes, en las viviendas, en las tiendas...”.

Este vecino afirma que la permisividad del Ayuntamiento hace que “muchos comercios y hoteles dejen sus bolsas de basura en los contenedores comunes en lugar de en los suyos propios, que es lo que marca la ley. Por eso se llenan y la basura se acumula en la calle. Cuando pasa el camión d ela basura, hay tanto acumulada que parte de ella se queda en el suelo y allì se multiplican las cucarachas. Luego las vez correr por el suelo”.

Además, asegura que están hartos de pedirle al Ayuntamiento que actúe de forma contundente para acabar con la suciedad en la calle y con las cucarachas y demás insectos, pero que todas sus quejas han caído en caso roto”.

En el siguinete vídeo se puede ver toda la escena de cómo un vecino deja en la mesa de la regidora un bote lleno de cucarachas.